Anthony Davis, sobre su restricción de minutos: “Es frustrante”

El jugador de New Orleans actúa entre 20 y 23 minutos y queda relegado en los últimos cuartos

Hasta que vuelva a romperse el cordón en el mercado de transferencias, allá por el mes de junio, vivirá una extraña clase de libertad vigilada en los New Orleans . El jugador pidió marcharse traspasado, porque no renovará en 2020, y esperaba salir antes del final de esta temporada; sin embargo su franquicia prefirió esperar a más adelante –entendemos que a este próximo verano– para colocarle en algún traspaso y con dicha situación comenzó su estrafalaria realidad deportiva.

Davis forma parte del día a día competitivo de los Pelicans pero su acción en pista se ve reducida a “entre 20 y 23 minutos”, como pudo hacer público su entrenador, Alvin Gentry, hace algunos días en declaraciones que pudo recoger ESPN.

La praxis está clara. New Orleans no puede poner a Davis a jugar 40 minutos al máximo de sus posibilidades, como si este verano no fuera a ocurrir nada; se juegan que el físico de su gema de oro y brillantes sufra algún estrago y con ello decaiga su valor en el mercado de cara al futuro traspaso. Así que no pueden darle libertad total de actuación pero tampoco sentarle por completo, como habría sido el deseo de más de uno en Luisiana.

Y, claro, para un espécimen competitivo como Anthony Davis esa situación resulta del todo anómala y asfixiante. El jugador se siente “frustrado” por los minutos y restricciones que le quedan de aquí a final de temporada. Y así lo transmitió en sus últimas declaraciones.

“Creo que nadie quiere no jugar en el último cuarto. Obviamente, es frustrante. Nunca he sido un tío que se haya quedado fuera de los últimos cuartos, pero solo juego y hago lo que está en mi mano; jugar todo lo duro que pueda en los minutos que esté en la pista”, pudo compartir Anthony Davis, en declaraciones para ESPN.

En Los Angeles

Este miércoles, ante los Lakers (en Los Angeles), Davis volverá a quedar comprimido en un molde de 20 a 23 minutos en pista. Lo hará ante los que podrían haber sido sus fans y compañeros de haber prosperado su traspaso a los Lakers, y seguramente sin, como admitió Alvin Gentry, actuar en el último período.

Hasta el mes de junio, como mínimo, esa será la realidad para Anthony Davis, ser un recluso en su propia casa desde 2012.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)