Atkinson pide paciencia en la reconstrucción de los Nets


Cuando uno deja el aceite con la sartén al fuego, no es de bienaventurados despreocuparse por la tarea de la cocina. Tras dos temporadas superando las 60 derrotas, el peor equipo de la NBA pone su mirada en el siguiente curso. Aunque no se plantea como tarea fácil cuando tu elección la disfrutará el que más partidos ha ganado en tu conferencia; y se calienta el aceite.

Los Brooklyn Nets quieren cocinar a fuego lento, o al menos así lo piensa su técnico Kenny Atkinson. “Sé que tenemos grandes avances que hacer, y 20 victorias no son suficientes. Pero creo que recogeremos los beneficios de pasar por todo esto”, dijo el entrenador este lunes a Associated Press.

La primera temporada de Atkinson ha terminado con un balance de 20-62, en un equipo complicado de llevar, produciéndose la mayoría de las victorias en el último tramo de la regular season. Pero a pesar de no contar con las mejores previsiones, la franquicia de Long Island mantiene las tardías elecciones de Celtics y Wizards, que le permitirán al menos poner la primera piedra. “Me gusta que tengamos dos picks, creo que nos da otro giro”, señaló Kenny.

Entonces, ¿qué hacemos?

Cuando uno no puede cocinar con lo que tiene, toca bajar a hacer la compra, o timbrar a la vecina. Penny… Penny… Kenny Atkinson no se vuelve loco con la opción de buscar en la agencia libre, y es que dar con una estrella no parece el objetivo principal. “Creo que tenemos que evaluar realmente lo que nos aportaría uno de los jugadores de primer nivel, obviamente les queremos, siempre esperas conseguir todos tus objetivos. Pero, ¿realmente nos hará mejores? ¿quizás nos ayudará a alcanzar 30, o 35 victorias?”, apuntó el coach.

Y es que a la vista parece que no se trata de una cena con arroz tres delicias congelado, o unos macarrones con tomate y atún. “Nuestro objetivo son los playoffs. Cuando lleguemos, esperaremos, y a partir de ahí empezaremos a trabajar. Pero lo que no haces es comprarlo todo en la agencia libre, de forma que llegas al límite salarial y acabas siendo un equipo de 25 victorias, una y otra vez”, dijo Sean Marks, general manager de los Nets.

A priori, los miembros ejecutivos de la franquicia de Brooklyn están citados esta semana en Europa para una reunión con el propietario Mikhail Prokhorov, donde se tratarán temas de scouting. Y es que fuera del mediático Jeremy Lin, y el máximo anotador de su historia, Brook López, el resto de la plantilla parece carne para traspaso.

A fuego lento

Los Nets se disponen a bajar el fuego de la sartén, y pensar en medidas más graduales para la cocción de su comida. “Hay que pelear en los momentos difíciles, y pienso que eso nos hará mejorar a largo plazo. Lo que tengo claro es que un pie va delante del otro”, concluyó Atkinson.

Con la sartén un tanto chamuscada, y fuera del fogón un año más, los Brooklyn Nets tendrán tiempo para pensar cómo y con quien cocinan. Y es que es ardua tarea agradar a todo el mundo en la mesa, aunque algunos en Houston parece que hayan dado con la receta.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.