Atlanta rompe una racha de 10 derrotas consecutivas ganando en Orlando


La franquicia de Georgia no pudo contar con Young aquejado de un esguince de tobillo

Atlanta Hawks se ha dado una alegría para acabar el año. Los de Georgia, tras acumular hasta 10 derrotas consecutivas, se impusieron en cancha de Orlando Magic por 93-101 para quitarse un peso de encima.

El partido, marcado por el poco acierto en el triple de ambos equipos –20% para Orlando y 31% para Atlanta–, tuvo un inesperado protagonista en la figura de Brandon Goodwin. El base, quien disputaba únicamente su quinto partido en la temporada, se marchó hasta los 21 puntos en 22 minutos con un 3 de 4 en triples. Fue el factor sorpresa. Hasta anoche llevaba un total de 28 puntos en su carrera…

Junto a Goodwin el mejor de los habituales de Atlanta fue Kevin Huerter, quien firmo 19 puntos. También tuvo una buena actuación el novato De’Andre Hunter con 16. “A los chicos se les vio realmente animados esta noche. Ejecutaron cada acción como estaba trabajado y a partir de ahí creció la comunicación entre ellos”, señaló el técnico Lloyd Pierce tras el partido.

En los Magic están menos felices. No solo perdieron ante un equipo que llevaba 10 derrotas seguidas, sino frente a uno que no contaba con su mejor jugador: Trae Young. El base de segundo año se perdió su segundo partido consecutivo a causa de la torcedura de tobillo que sufrió el viernes frente a Milwaukee Bucks. Su ausencia no impidió qua Atlanta ganase a los de Florida por segunda vez en otros tantos encuentros del presente curso.

En cuanto a las actuaciones individuales, Nikola Vucevic fue el máximo anotador con 27 puntos y Evan Fournier se marchó hasta los 22. Aunque el francés estuvo en su línea, tras el encuentro mostró su insatisfacción. “Anotamos con cierta regularidad, pero por primera vez este año he sentido que no movimos la pelota como equipo. Simplemente no nos alcanzó para ganar”.

Homenaje a Carter

Durante el primer cuarto Orlando Magic proyecto un vídeo-homenaje dedicado a Vince Carter, quien además de jugar con ellos en 2009 y 2010, creció en Daytona Beach –lugar muy cercado a Orlando. Tras la proyección, el veterano alero se levantó y saludó para acabar recibiendo una ovación. En 97 partidos con los Magic promedió 16,3 puntos. “Aún vivo aquí. Hay gente de la comunidad que se cerca y me dice: ‘Hola, te echamos de menos’. Lo pasamos realmente bien aquí”.

(Fotografía de Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.