Atlanta sigue con su ‘ascenso’ tras merendarse (otra vez) a los Heat


Desastre visitante en una velada muy especial para Flash

¿A pesar de la mala temporada, los Wizards siguen siendo candidatos a playoffs, cierto? Pues los Atlanta Hawks, que se dieron una merendola anoche a costa de los Miami Heat (106-82), están sólo cuatro partidos por debajo.

Sí, parece improbable. Incluso poco recomendable. Pero los de Lloyd Pierce hace días que salieron del pozo, y hoy presumen de una racha de 6-4 en los diez últimos encuentros; mejor dinámica que los tres (Pistons, Wizards y Magic) que le preceden en la clasificación.

Involucrados

El triunfo se construyó sobre la espalda de dos rookies, Trae Young (19 puntos y 3/3 en triples) y Kevin Huerter (10 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias y 3 robos) y el liderazgo, cada vez más, de John Collins (13 puntos y 13 rebotes).

DeAndre Bembry fue titular y lo aprovechó con 19 tantos, y Jeremy Lin comandó la segunda unidad con sus 15 puntos y 5 asistencias.

Por los Heat, en 48 minutos insufribles en el tiro (35,6% en tiros de campo y 14,7% en triples), encontramos a Derrick Jones Jr. con 14 puntos (sin necesidad de tirarse las zapatillas) y 3 robos, como el jugador más eficiente. Lo demás, para olvidar. Excepto una jugada. Una que a todos nos recordó a una no tan vieja conexión, típica de Florida en época de anillos.

Pues este mismo ha sido el epílogo en las tres ocasiones que estos dos equipos se han visto las caras este curso. Tres cruces, tres victorias para los Hawks. Algo inconcebible para los Heat, un equipo al que balances así pueden marcar la diferencia entre tomarse las vacaciones en mayo o abril. “Fue un mal partido para nosotros. Vamos 0-3 contra ellos. Han sido capaz de encontrar un estilo que no nos permite hacer nuestro juego”, reconoció Dwyane Wade.

Wade, un viejales de récord

Pero para D-Wade, sucedieron un par de cosas que convirtieron el trago en agridulce. Su edad, 36 años, fue el origen de dos cosas.

La primera que su rival en pista de hoy, Trae Young (a quien casi dobla en tiempo en la Tierra), le pidiera su camiseta firmada en la que ha podido ser su última visita a la cancha de Atlanta. Resulta que Young es gran amigo de su hijo Zaire (inminente promesa de la NBA), y el Wade-padre cedió, encantado, a la petición. “Le escribí y me dijo: ‘Ya lo tengo todo planeado’. Fue guay hablar con él”, comentaba el point guard de los Hawks sobre el cruce de generaciones.

Lo segundo, y más relevante en términos estrictos de NBA, fue que en un encuentro en el que los Heat tan solo anotaron 5 de los 34 triples que lanzaron a canasta, uno de los que sí hizo chof salió de la muñeca del escolta.

Y con él, se unía a una prestigiosa lista de tan solo dos nombres. Wade se ha unido a LeBron James y Michael Jordan como los únicos jugadores en la historia de la Liga con al menos 20.000 puntos, 5.000 asistencias, 4.000 rebotes, 1.500 robos , 800 tapones y 500 triples.

(Fotografía de portada de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.