Austin Rivers, involucrado con los Knicks, quiere cambiar la imagen del equipo


Austin Rivers ha llegado a los New York Knicks mediante un acuerdo por 3 años y 10 millones de dólares, siendo la primera temporada la única garantizada. El que fuera base/escolta de los Houston Rockets sigue los pasos de su padre, quien vistiera la misma camiseta hace 19 temporadas.

El primogénito sabe que los Knickerbockers están en horas bajas. Dos décadas de movimientos deportivos muy discutibles que apenas le han reportado cinco cursos en los playoffs. Números insuficientes para una franquicia tan histórica como la neoyorquina. Por ello Rivers busca liderar el cambio. Un lavado de imagen comandado por el nuevo presidente Leon Rose y que éste sea capaz de atraer a las estrellas de la NBA.

“Estamos actualmente en una era en la que a todo el mundo le gusta subirse a la cresta de la ola. La gente quiere llegar a franquicias en auge o que ya lo estén haciendo realmente bien. Y han perdido el interés en ir a otros sitios y hacerlos nuevamente grandes. No entiendo que alguien no quiera jugar en Nueva York. Simplemente no lo entiendo”, explicó Rivers al New York Post.

“Era una oportunidad muy obvia para mí. En una ciudad que se considera la meca del baloncesto y con la afición que tiene. ¿Por qué no intentar ser una parte especial de esto? En este momento vamos en la dirección correcta, desde la contratación del entrenador hasta los directivos y los asistentes técnicos, y también los muchachos del Draft. Estamos construyendo algo que sea especial”, destacó.

Los Knicks arrancarán el nuevo curso con la dirección y el staff técnico totalmente renovado. Leon Rose como presidente; William Wesley, vicepresidente; y Scott Perry como general manager. Respecto al banquillo, Tom Thibodeau ha firmado por cinco temporadas junto a sus nuevos asistentes: Mike Woodson; Johnnie Bryant; Andy Greer; Daisuke Yoshimoto y Kenny Payne.

En cuanto a las caras nuevas para la plantilla, han confirmado a Alec Burks, Nerlens Noel, el citado Rivers, Omari Spellman, Jacob Evans, Michael Kidd-Gilchrist; y desde el Draft 2020 Obi Toppin e Immanuel Quickley. Asimismo, han sellado la renovación de Elfrid Payton y han ejecutado su opción de equipo sobre Reggie Bullock.

“¿Decimos que vamos a ganar una campeonato? No lo sé. Pero tenemos que seguir construyendo en la dirección correcta.No tenemos cuatro o cinco All-Star en este equipo. Tampoco tenemos súper estrellas. Pero tenemos a jóvenes talentos y nunca se sabe lo que puede suceder con este equipo. Así que tenemos que hacer que sea atractivo de nuevo. Tenemos que competir. Es lo más importante. Debe ser nuestra ventaja número uno: tenemos que jugar más duro que el resto”, concluyó.

En su último curso promedió 8,8 puntos, 2,6 rebotes y 1,7 asistencias en 23,4 minutos de juego, incluido un encuentro de 41 puntos (su récord de carrera) en la burbuja NBA.

(Fotografía de portada: Michael Reaves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.