Batacazo de OKC ante unos Mavericks sin Doncic

Las dudas acerca del estado actual de los llegaron anoche a su pico máximo. El cuadro de Donovan cayó en la visita de los al Chesapeake Arena por 103-106, lo que supone una derrota que debería ser inadmisible para un equipo con aspiraciones importantes en playoffs a estas alturas de curso. Es más, dada la necesidad de Dallas de ser top 5 del Draft para mantener su pick de primera ronda, puede decirse que fue un resultado negativo para ambos.

No obstante, la cosa empeora, pues Carlisle no pudo contar con su jugador estrella, Luka Doncic, lo que hizo que los texanos luciesen un plantel más limitado de lo habitual. El esloveno se quedó al margen debido a una contusión en su muslo derecho, dejando las riendas del equipo a , quien ejerció de base titular y terminó con 18 puntos y 4 asistencias, la última de ellas a para que pusiese el 103-104 en el marcador a falta de 21 segundos. El máximo anotador de los Mavs, sin embargo, fue , que partió desde el banquillo y convirtió 25 tantos.

En los Thunder, firmó 25 puntos, 11 asistencias y 11 rebotes que le permiten alcanzar su 30º triple-doble de la temporada, mientras que se fue hasta los 27 tantos y 11 capturas. Brilló también , autor de 20 puntos y 15 rebotes, pero el banquillo de Donovan tuvo una aportación realmente limitada que no pasó de los 14 puntos. Ocho de ellos llevaron la firma de Dennis Schröder, que encadena ya tres encuentros consecutivos sin alcanzar dobles dígitos.

De alternativa a posible ‘sparring’

Esta derrota no hace sino ahondar en la crisis de OKC, que venía ya en una dinámica de resultados bastante alarmante. Si bien la dureza del calendario hacía prever que los de Oklahoma podían salir de los cuatro primeros puestos durante este tramo final de temporada, era difícil esperar un caída de semejantes proporciones. Desde el All-Star, el balance de los Thunder es de 7-13, marca que solo empeoran Suns, Pelicans, Mavericks y Knicks, lo que les ha hecho caer hasta el octavo puesto del Oeste.

Esto resulta aún más preocupante si tenemos en cuenta que hace poco más de un mes se hablaba de ellos como la posible gran alternativa a los Warriors en su conferencia. Paul George estaba en la carrera por el MVP, Westbrook comenzaba a brillar como playmaker, y su defensa era capaz de ahogar prácticamente a cualquier rival. Ahora, con dicha defensa cada vez menos temible, un ataque atascado, y una alarmante falta de acierto en el tiro (son últimos en true shooting desde el All-Star), el cruce con Golden State en primera ronda comienza a parecer una opción muy probable, y los pronósticos no son ni mucho menos tan optimistas como hace dos meses.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Trae Young le da el triunfo a Atlanta sobre la bocina

Gracias, Zion

Siguiente