Beasley: “LeBron es probablemente el chico más humilde que conozco”

ha regresado a la NBA para quedarse. Tras mantenerse alejado de los focos disputando la liga China, el que fuese número 2 del Draft de 2008 está viviendo una de sus mejores etapas en New York , equipo con el que firmó el pasado verano y en el que está realmente feliz con el rol que se le ha asignado; y es que más allá de mostrar destellos de su talento, está sintiendo que puede dar rienda suelta a todas sus cualidades.

“Creo que la parte más olvidada de mi juego es que puedo crear jugadas para otros. Puedo anotar y eso es divertido, pero se vuelve aún más interesante cuando puedo hacer que mis compañeros mejoren. Definitivamente me gustaría seguir así y tener más oportunidades de crear juego”, explica en una entrevista concedida de HoopsHype.

Ese es el lado táctico del juego, pero el papel de Beasley en territorio neoyorquino va más allá. En los actuales Knicks es el veterano dentro de un grupo joven, y justo por ello está aprendiendo algo que hasta ahora era totalmente desconocido para él: ser un líder.

“La situación me ha colocado en ese papel. Les hablo mucho sobre lo que he pasado e intento que hagan las cosas bien desde el principio. Quiero asegurarme de que aprendan los hábitos correctos al comienzo de sus carreras para que todo sea un poco más fácil. Hasta este año nunca había sido el veterano del equipo. Son los jóvenes los que me están enseñando a ser un líder vocal”.

Beasley habla de su actual momento en La Gran Manzana, pero antes se ha visto justo al otro lado, siendo él quien recibía las lecciones. Ahora, recordando esos días en los que le tocaba escuchar, no puede sino elogiar a , con quien coincidió durante un año en Miami .

“Fue una experiencia de aprendizaje. La gente no suele hablar de lo bueno que es y de lo que se preocupa por los problemas de los demás. Definitivamente es una de esas personas que puede cambiar tu vida simplemente con estar cerca suya. […] Fue uno de los mejores años de mi vida. Me ayudó a revertir ciertas situaciones en mi carrera. Es tan normal como cualquier otro. Es probablemente el chico más humilde que conozco”.

Aprendiendo en China

Pasar de estar en la NBA a jugar en China puede es un enorme paso atrás a nivel deportivo; sin embargo, Beasley admite que el vivir esa situación en el país asiático le hizo crecer en su interior, algo que ahora se refleja de vuelta en la liga norteamericana.

“Aprendí a valorar la soledad. Muchos de nosotros, no solo los jugadores de baloncesto, tenemos que estar solos en algún momento. Yo era una de esas personas y esa experiencia en China me ayudó a crecer. Fue muy importante en mi proceso de maduración. Cuanto más observas tu entorno, menos piensas en cosas que deseas evitar. En ese momento se trataba de la NBA. Realmente quería volver a casa. Las primeras semanas pasaba días, casi semanas enteras, sin dormir, por mi mente seguía allí. Tuve que aceptar la situación y tomarla tal y como llegó”, sentencia.