Ben McLemore se juega su futuro en la próxima temporada

Con la entrada de la nueva campaña 2016-17, el jugador de los Sacramento se juega su futuro en la competición. En último año de su contrato rookie por valor de 4 millones de dólares, el conjunto de California se reserva su derecho a extenderle la qualifying offer por 5,4 millones.

La llegada de y supone una dura competencia para su puesto. No obstante, McLemore se muestra más confiado que nunca en sus posibilidades.

“He estado muy concentrado en mí mismo este verano”, admitió al Sacramento Bee. “Dejé que mi agente y mi manager manejaran todo ese asunto (su contrato). Solo estaba concentrado en Ben”, señaló.

“Mi confianza está como nunca. Más alta que nunca desde que llegué a la liga. El próximo año es uno de lo más importantes para mí. Pero al final del día voy a continuar haciendo lo que mejor sé hacer, que es trabajar muy duro”, explicó.

El pasado curso disputó un total de 68 partidos oficiales (53 como titular) con los promedios más bajos de su carrera: 7,8 puntos, 2,2 rebotes y 1,2 asistencias en 21,2 minutos sobre el parquet.