El ‘Big 4’ de los Warriors, demasiado para Utah

Cuando el pasado verano Golden State añadió a su nómina de estrellas el nombre de lo hizo para convertirse en un equipo infalible, que no tuviera grietas por ningún costado, que fuera eternamente fiable y no se desmoronara en ningún instante de los playoffs. Casi un año después de aquello, la empresa va por buen camino.

Los pudieron con los , en el primer partido de las semifinales del Oeste y caminan con un impoluto 5-0 en estas eliminatorias de 2017. Y no sólo es el récord que registran, sino la sensación de que van con una marcha menos, algo sobrados, a pesar de que no cuentan ni contarán a medio plazo con en la banda. Anoche, ante Utah, un claro 106-94 y primer punto de la serie para ellos

Suficiente con el ‘Big 4’


Lo que decíamos, KD llegó para algo, para completar un trío Stephen Curry-Klay Thompson-Draymond Green que ya era de por sí demoledor. Anoche, ellos tres junto con Durant firmaron 71 de los 106 puntos de Golden State. Curry hizo 22 tantos, Durantula y Green pusieron 17 cada uno y Thompson registró 15. Suficiente para poder con los Jazz. Ellos cuatro y David West fueron capaces de repartir al menos 5 asistencias cada uno, algo que no se veía en un partido de playoffs de la NBA desde que lo hiciesen los extintos Seattle Supersonics en 1993.

Zaza Pachulia fue el quinto hombre que llegó a la barrera de la decena de puntos (10). Un quinteto inicial pleno que firmó 81 puntos. Con esta fuerza, poco más necesitó Golden State, que ni siquiera tuvo que tirar del acierto del triple para abrirse terreno. Un discreto 7/29 fue lo que marcaron los Warriors desde la línea de 3, pero es que Utah no estuvo mucho mejor (9/29), a pesar de que dominó la batalla de los tableros (44 a 37 en el total de rebotes).

Unos Jazz cansados

Venían los de Quin Snyder de un duelo agotador contra los Clippers, una serie a siete partidos que concluyó el domingo y que dejó a los de Utah exhaustos. Ese cansancio mental y físico se pudo ver en las pérdidas (7-14) y en la poca frescura sobre el parqué. Por momentos, los Warriors jugaron a medio gas, sin forzar la máquina demasiado y con la sensación de que cuando quisieran, todo sería suyo. Rodney Hood aceleró a los Jazz en el tercer cuarto para acercarse al enemigo, pero los Warriors tenían la manija. Un 10-0 en el último cuarto sentenció Snyder, que entonces vio la necesidad de dar descanso a sus hombres principales y rotar para que, los menos habituales, hicieran la labor de desgaste en los minutos de la basura.

Ligeras molestias de Curry

Stephen Curry, autor de 7 canastas tras 11 intentos, se torció el tobillo durante el tercer cuarto pero descartó que esa acción fuese a tener consecuencias. “Mantenimiento rutinario”, dijo el base sobre su ida y venida al banquillo tras disputar solo 21 segundos en el cuarto periodo. “No es nada de lo que preocuparse”.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Stephenson, fundamental en los Pacers de Pritchard

Un Isaiah Thomas de leyenda coloca el 2-0 para Boston

Siguiente