Billy King quiere otra oportunidad en la NBA

Nunca un traspaso había dado tanto que hablar. Era 2013 cuando Brooklyn , con como general manager, se lanzaba a cerrar un intercambio con Boston Celtics que a la postre resultó desastroso para la franquicia neoyorquina, que hipotecaba todo su futuro (hasta 2018) a base de intercambiar primeras rondas para conseguir a Paul Pierce, Kevin Garnett y Jason Terry.

Lo que era una apuesta por conseguir inmediatamente el anillo se tornó en un abrir y cerrar de ojos en un traspaso nefasto para los Nets, que ni ganaban ni tenían nada a lo que agarrarse para reconstruir. Pues King, el protagonista por parte de la franquicia de Brooklyn en esta historia, quiere regresar a la NBA.

En declaraciones a Sports Illustrated, King entiende que es momento de que ese momento quede en el olvido. “Es algo que tengo que superar. Creo que mucha gente con la que he hablado sabe lo que estaba pasando entonces. Pero el ruido de fuera a veces eclipsa el interior”. Eso sí, admite que el principal culpable fue él. “Yo era el GM. Soy el responsable”.

Pese a ese duro momento que le persigue aún, King apuesta por tener otra oportunidad. “No quiero que eso defina mi carrera en el baloncesto. Muchas cosas buenas pasaron mientras estuve en la NBA. Pero eso lo eclipsa todo. Sé que tengo más que dar. La gente me llama para pedirme opinión sobre jugadores. Me motiva volver. No es que quiera borrar lo que pasó en Brooklyn, pero sí ayudar. Miro a muchos equipos y creo que podría ayudarles dando consejos gracias a las lecciones que he aprendido y los errores que he cometido”. Su voluntad está ahí, otra cosa es que algún equipo confíe en él.