Blake Griffin pide simplificar el concurso de mates


Chase Budinger, Derrick Williams, Paul George e Iman Shumpert (reemplazado después por el que acabaría siendo vencedor, Jeremy Evans). El cartel del último concurso de mates no despertó grandes expectativas, pero aún así acabó siendo una decepción generalizada. La falta de estrellas y un exceso de artificios acabaron lastrando un evento cada vez más lejos del entusiasmo que despertaba en los años 80.

Y el primer jugador en alzar la voz es alguien que conoce muy bien cómo funciona: Blake Griffin. El campeón de 2011, y uno de los matadores más espectaculares de la NBA, renunció a participar este año por la sobrecarga de eventos durante el All-Star Weekend, donde también participó en el Rising Stars Challenge y en el All-Star Game.

“Personalmente no me opongo a participar en el concurso”, señaló Griffin a ESPN, “pero con este calendario esta temporada, y jugar al partido de rookies y sophomores sabía que no iba a ser posible”.

Griffin también habló del exceso de preparación que este concurso implica. “Te ocupa todo el viernes y gran parte del sábado, y estás ahí toda la noche”, explicó el jugador de los Clippers. “Tienes que dejar el hotel 3-4 horas antes, y te haces fotos y todas esas cosas y la gente sencillamente necesita un descanso”.

De cara a participar en un futuro, Griffin fue claro. “Sugeriría no hacerlo tan exigente. La gente se cree que es sólo el concurso de mates y que sales ahí y machacas, y no es así. Tienes que ensayar el jueves por la noche y el viernes”. Palabras de un jugador que tuvo que saltar por encima de un coche para ganar un concurso de mates.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.