Bledsoe y Antetokounmpo son demasiado para los Nets


Volvieron los titulares a la pista y volvieron los triunfos. Tras caer el domingo en Atlanta en un choque marcado por las ausencias, los Milwaukee Bucks se reencontraron con la victoria en Brooklyn en un partido que, si bien ahora mismo no lo sería, podría perfectamente ser un anticipo de la primera ronda de playoffs. El cuadro de Atkinson es actualmente séptimo del Este, pero aventaja solo en 0,5 choques a los Heat y en uno a los Magic, que también perdieron sus encuentros de anoche.

La franquicia neoyorquina, no obstante, es la que tiene ante sí un calendario más complicado. De los cuatro partidos que les restan, dos serán ante los dos primeros clasificados de la NBA (recibir a Toronto y viajar a Milwaukee), otro en una cancha muy dura como la de los Pacers, y el último un duelo directo ante los Heat en el que puede estar todo en juego. No se trata de un camino fácil en absoluto, aunque, con algo de suerte, tanto Bucks como Raptors preferirán centrar sus esfuerzos en la postemporada y allanarán el camino a los Nets.

Esto, sin embargo, no fue lo que ocurrió anoche. Los de Budenholzer, que no quieren renunciar tan fácilmente a la opción de alcanzar las 60 victorias, arrancaron el choque de forma arrolladora, y el 13-35 que reflejaba el electrónico en el primer cuarto así lo reflejaba. La respuesta de Brooklyn no se hizo de rogar, y a mediados del segundo periodo ya habían equilibrado la situación (42-41), pero el segundo arreón de Milwaukee, que tuvo lugar en los últimos minutos, ya no encontró respuesta.

Por la puerta grande

El regreso de Eric Bledsoe y Giannis Antetokounmpo, ausentes en Atlanta, fue triunfal. Ambos están jugando el mejor baloncesto de sus respectivas carreras, y anoche dieron la enésima muestra del gran nivel al que han conseguido llegar esta temporada. El griego, con 28 puntos y 11 rebotes, se movió en sus promedios habituales, mientras que el base firmó un choque de lo más completo tras terminar con 29 tantos, 7 asistencias, 5 rebotes, 5 robos y 2 tapones.

Quien sigue ausente es Khris Middleton, que se mantuvo al margen durante el back to back debido a unas molestias en la ingle. Sterling Brown y Pat Connaughton, autores de 14 y 12 puntos respectivamente, se encargaron de suplir la aportación anotadora del escolta, mientras que George Hill, con 22 tantos, lideró una segunda unidad que no pareció notar las numerosas bajas.

Por parte de los Nets, D’Angelo Russell fue el mejor con 28 puntos y 10 rebotes. El base tiró de los suyos durante gran parte del encuentro, aunque el buen hacer defensivo de Bledsoe y el cansancio acumulado le impidieron ser determinante en el último cuarto, en el que falló 8 de sus 10 lanzamientos. Destacaron también DeMarre Carroll con 20 tantos y Joe Harris con 17, este último tras convertir 5 de sus 7 intentos desde el triple.

No obstante, la mejor noticia fue la gran actuación de Caris LeVert, que jugó el mejor partido desde su vuelta de la lesión y terminó con 24 puntos y 6 asistencias. El escolta fue uno de los grandes artífices de la remontada de los Nets en el segundo cuarto, y, de mantener este nivel, está llamado a ser una pieza clave en el tramo final de liga regular y en unos hipotéticos playoffs.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.