Boeheim: “Williamson no será capaz de algunas de las cosas que hace en la Universidad”

(que no Jim Boylen) ocupa el puesto de entrenador jefe de la universidad de Syracuse (una de las prestigiosas, con Carmelo Anthony como su aportación estelar al básquet) desde hace 33 años. Vamos, que algo entiende. Y por eso, su punto de vista debe ser publicado.

Todos nos lo hemos preguntado, rumiado, e incluso discutido en pequeños círculos. Es más, varios lo habéis planteado en el foro como un tema no menor. Y razón no os falta; porque si bien es cierto que abandona la NCAA para revolucionar la NBA, no es menos cierto que el 85% del hype… descansa en su asombroso, único y e indescriptible poder físico. Y como nos decían nuestros padres, hasta los 21 conviene seguir estirándose justo después de despertar, pues es la franja de edad más o menos límite hasta la que se puede rascar algún milímetro de más.

Aunque la clave no es tanto el alto, sino el ancho. Dwight Howard, Giannis Antetokounmpo, Joel Embiid, Anthony Davis, Rudy Gobert, Andrew Bynum y tantos otros casos que han ido evidenciando lo que es imposible negar: los cuerpos, el acondicionamiento y la evolución muscular entre la Universidad y el profesionalismo, cambian una barbaridad.

¿’3′ o ‘4’ undersized?

Y Boeheim teme que Williamson pueda ver limitado gran parte de su repertorio en un mundo donde para siempre habrá dejado de ser Nelson Muntz. “En la universidad, físicamente no puedes igualarlo. Pero en la NBA creo que podrán emparejarlo bastante mejor. Creo que no será capaz de hacer algunas cosas que ha estado haciendo en la universidad”, ha dicho para el New York Post.

Declaraciones contemporizadas y de lo más normales las del coach. Pero es que el tema es serio. Zion ha demostrado tener más IQ y un tiro con mayor margen de mejora del que muchos esperaban en su primer año, pero es indubitable que primero está su físico (esos tapones, esos rebotes ofensivos, esos alley-oops…) y luego todo lo demás. Y parece que todos asumimos que en la NBA prácticamente nada va a cambiar. Que será una adaptación natural a lo LeBron James y no un sendero tosco como, por decir uno, el de Kenyon Martin.

Williamson, casi sin atisbo de duda, será número 1 del Draft. Lo que más parecía poder alejarlo de ello eran sus rodillas y las preguntas de, con sus 130ypico kilos, cuanto aguantará. Pero que los GM y scoutings también han discutido sobre lo que Boeheim plantea, asumimos (y esperamos) que también.

Su único año en Duke lo ha saldado con 22,6 puntos, 8,9 rebotes, 2,1 asistencias, 2,1 robos y 1,8 tapones. Veremos cuánto bajan (¿o suben?) estos números en su desvirgue en el mundo real.

(Fotografía de portada de Patrick Smith/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Fans de los Lakers se manifiestan en el Staples por el rumbo del equipo

Frank Vogel gana enteros para el banquillo de los Lakers: habrá segunda entrevista

Siguiente