Booker se suma a la ola de solidaridad para paliar los efectos del coronavirus


El escolta de Phoenix ha abierto una campaña de donaciones en Twitch aportando 100.000 dólares

La NBA, en especial sus jugadores con el apoyo de las franquicias, se ha volcado para que las consecuencias de la crisis sanitaria del coronavirus se sientan lo menos posible en la población. Con ese objetivo, y dado que el impacto económico que ya se siente y que empeorará con el paso del tiempo es palpable, las donaciones de cara a ayudar a los más necesitados –incluidos los empleados de las propias franquicias– se han sucedido en los últimos días. Rudy Gobert, Giannis Antetokounmpo, Marco Bellineli… y ahora Devin Booker, han realizado donaciones.

El último en sumarse, el escolta de Phoenix Suns, ha completado exactamente una donación de 100.000 dólares para dar inicio a una campaña en Twitch que espera sea secundada por otras muchas personas. Los primeros que han colaborado con el jugador han sido los propios Suns. La franquicia de Arizona, a través de Phoenix Suns Charities, ha anunciado que igualará la donación inicial realizada por Booker.

La meta del shooting guard es que organizaciones sin ánimo de lucro como la red de alimentos de Arizona puedan beneficiarse de los fondos obtenidos. En esa línea, y para animar a que participe el mayor grupo de gente posible, Booker repartirá entre los que donen balones, camisetas e incluso plantea la posibilidad de jugar al baloncesto con él.

“Estos son tiempos difíciles que van más allá del baloncesto y me gustaría pedir a todos que se comporten como buenos compañeros de equipo mientras lidiamos juntos con este enorme desafío”, recalca en declaraciones a los medios tratando potenciar que se consiga un gran número de donaciones.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.