Boston acaba con la racha de Oklahoma City

Irving fue un espectáculo toda la noche

Había prisa en Boston por terminar el partido y que los locales —jugadores, entrenadores, directivos y público en general— pudieran marcharse a ver la Superbowl, pero y ofrecieron un choque disputado hasta el último segundo.

Boston se impuso a Oklahoma City por 134 a 129 en uno de los tres partidos programados en la NBA para un domingo en el que la NFL copa todo el protagonismo en Estados Unidos. El conjunto de Brad Stevens, seguramente en el mejor momento de la temporada, realizó un gran juego de equipo que las estadísticas se encargaron de terminar corroborando: ocho jugadores anotando al menos 10 puntos —solo Gordon Hayward no llegó— y un espectacular 59,3% de acierto en tiros de campo ante la segunda mejor defensa de la NBA.

Los Thunder, acostumbrados a frenar a los rivales con mayor ímpetu, vieron como Boston superaba los 30 puntos en cada cuarto, pero aún así llegaron a los últimos momentos del encuentro con opciones de, cuanto menos, forzar la prórroga. Sin embargo, una precipitación de impidió siquiera que los visitantes pudieran lanzar a canasta para empatar o ganar el partido.

Quedaban 16 segundos cuando Russell Westbrook capturó un rebote defensivo mientras su equipo perdía de dos. El base de los Thunder, en lugar de tomarse su tiempo para realizar la que podría haber sido la última jugada del choque, decidió ir con todo al ataque buscando el aro, pero su precipitación hizo que controlase mal el balón al encontrarse con dos rivales y Oklahoma perdió la posesión.

Tras el partido Billy Donovan dijo ante los medios que sus instrucciones a Westbrook en caso de que capturase un rebote eran esas, atacar antes de que los Celtics plantaran su defensa. Pero el plan no salió y a partir de ahí los 17 veces campeones de la NBA consiguieron volver a tomar la iniciativa, sellando el resultado desde la línea de tiros libres. Fue la novena victoria en los últimos 10 partidos para unos Celtics que se sitúan en la tercera plaza del Este con una marca de 34 victorias y 19 derrotas, las mismas que Philadelphia (34 triunfos) e Indiana (33).

George, máximo anotador; Westbrook, 6 triples-dobles seguidos

El jugador que más puntos anotó en el partido fue , a gran nivel con 37 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias, aunque errático desde la línea de triples con 5 aciertos de 16 intentos. Aún así fue su cuarto partido consecutivo con al menos 35 puntos en su haber. A su lado Westbrook alcanzó su sexto triple-doble seguido —19º de la temporada— con 22 puntos, 16 asistencias 12 rebotes, 2 robos y 4 perdidas.

Espectacular Irving

Si había enfadado a algún aficionado Celtic en los últimos días por sus declaraciones en las que dejaba dudas sobre su futuro con la franquicia, su juego contra los Thunder no puede dejar sino alabanzas.

30 puntos y 11 asistencias —el primer jugador de Boston con 10 partidos de 25 puntos y 10 asistencias desde John Havlicek en 1970-71 según Statmuse— en una serie de 14 canastas de 19 intentos.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Los nuevos Knicks también pierden ante Memphis

La explosión de Buddy Hield

Siguiente