Boston Celtics, qué hacer sin Gordon Hayward


Seguramente, el inicio de temporada más cruel para Boston Celtics en toda su historia. Presa del infortunio, Gordon Hayward estaba llamado a liderar la revuelta verde pero tas lesionarse de gravedad a los pocos minutos de empezar la temporada se perderá —a falta del parte médico oficial— todo el ejercicio 2017-18. ¿Qué líneas de futuro dibujar entonces para Boston? ¿Ha cambiado el panorama 2017-18?

Desde luego que los fundamentos han mutado. Los Celtics ya no concebirán la temporada como un asalto sin concesiones al Este, se les ha caído un tercio de los argumentos que podían argüir. Sin contenido suficiente para poder despachar a Cleveland Cavaliers del primer lugar de su conferencia, el guión vuelve a coger color de una transición indeterminada en aras de que la manada vuelva a correr completa.

La temporada ha terminado para Boston. Entendiéndola concebida como para reinar en el Este y asustar a Golden State llegado el caso. De ahora en adelante los objetivos serán otros. “Cuando la adversidad te golpea así, hay dos formas de seguir: hacia delante o hacia atrás. Hoy elegimos ir adelante”, pudo declarar al término del encuentro ante Cleveland Jaylen Brown, uno de los jugadores que más sorprendió en el estreno liguero (25 puntos, 23 tiros de campo intentados, más que Kyrie, y 6 rebotes en 40 minutos). Como adelanto de su creciente importancia esta temporada, más tras la tragedia de Hayward, Brown fue el ‘celtic’ que más estuvo en cancha ante Cavs y el que más lanzamientos dispuso. Un año de crecimiento forzosamente acelerado espera a Jaylen Brown.

Crecimiento dividido

Precisamente por esa vía ha de enfocar Boston la temporada 2017-18. De manera indudable, entrarán en playoffs y hasta podrían pelear por la final de conferencia. Pero ése es su techo por ahora. Los meses siguientes serán una transición hacia una mayor preparación para, así, poder reanudar objetivos dentro de un año —quién sabe si con LeBron James en el Este todavía—.

En ese objetivo coral de crecer existen diversas metas particulares, como que Kyrie Irving sea más que nunca el dueño del equipo e incluso pelee por el MVP ya esta temporada. Un gran facilitador, como Hayward, no estará a su lado, pero eso también implica más balones y galones para él en ataque. Puede ser la campaña de su vida.

También el ya citado caso de Jaylen Brown, que está llamado a ser ancla defensiva del equipo, además de un alero versátil, arma secreta, por su adaptabilidad, y cada vez más creciente en ataque (6,6 puntos de promedio en su año rookie y ya 25 para empezar ayer su segunda temporada).

Tatum y el grupo

Y hay más. El lugar físico de Hayward será reemplazado por el propio Brown —con Smart desplazado a escolta— o incluso Jayson Tatum, pasando Marcus Morris (o Baynes) al quinteto titular. El panorama invita a que el novato crezca lo máximo posible desde la responsabilidad; pudiendo además pelear con ahora más motivos por el Novato del Año. Su desempeño esperable ha cambiado de un plumazo; será importante desde el principio. Más de lo que pensaba. Como curiosidad, Tatum anotó anoche los mismos tantos (14) y cogió los mismos rebotes (10) que Larry Bird en su debut con los Celtics. Nada más que una coincidencia.

Por último, la sujeción de Boston, además de en Kyrie Irving, ha de sustentarse en el colectivo, doctrina innegociable para Brad Stevens y que ha canonizado en el banquillo de los Celtics. El sello el técnico ex de Butler ha de ser más reconocible si cabe ante la falta de Gordon Hayward, que volverá dentro de unos meses al mismo punto en el que lo dejó ayer.

El propietario de la organización, Wyc Grousbeck, marca el camino. “Me gustaría que fuéramos competidores legítimos ante Golden State en un par de años”, según recogió el portal Celtics Wire. Aplazan los Celtics su rebelión de campeonato, pero el orgullo verde obliga a empujar para delante.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.