Los Celtics dejan clara su candidatura al Este superando a Cleveland


Si había alguna duda en Cleveland de que los Celtics van a ser un rival a tener en cuenta para revalidar su trono del Este, su visita al TD Garden lo dejó aún más claro. Boston se llevó un competido e intenso partido que no se decidió hasta los últimos segundos, gracias de nuevo a un Isaiah Thomas clave en los momentos calientes. El apurado triunfo por 103-99 mantiene a los hombres de Brad Stevens aún sin perder la estela  de los Cavs por el primer puesto de la Conferencia.

Más viejos defectos que novedades

El partido fue delirantemente igualado de principio a fin, con una pequeña ventaja de 9 puntos para Cleveland al principio del segundo cuarto como máxima diferencia de todo el partido. Los Cavs se agarraban a su superioridad en el rebote (17 puntos en segunda oportunidad) y, como es habitual, al gran trabajo de LeBron James y Kyrie Irving, ambos con 28 puntos. El alero lo remataría además con 13 rebotes y 10 asistencias, sumando el 65º triple-doble de su carrera NBA, 49º en temporada regular y 7º en 2016-17.

Pero el esperado debut de Deron Williams (4 puntos y 2 asistencias en 24 minutos) no solventó los problemas de circulación de balón que aquejan a los Cavs especialmente cuando James e Irving no coinciden en cancha. La mejor profundidad de banquillo de los Celtics cubría sus brutales carencias interiores, con su mejor pívot, Al Horford (9 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias), mucho más efectivo fuera de la pintura que dentro.

Thomas ilumina el último minuto

El peso de los Celtics recaería de nuevo en el volcánico talento de Isaiah Thomas (31 puntos), apoyado por un efectivo Jae Crowder (20 puntos, con 3/5 en triples, y 10 rebotes). Entre ambos sostuvieron a Boston frente a unos Cavs que nunca pudieron romper el partido, llevándolo a un final de pura emocióin que acabaría resolviendo de forma brillante Isaiah Thomas, incluso en un último cuarto algo por debajo de lo que estaba siendo habitual.

Un triple suyo a 49 segundos del final ponía 2 puntos arriba a Boston, aunque Kyrie Irving empataba con una majestuosa entrada a canasta. Thomas pondría de nuevo por delante a los Celtics con dos tiros libres, dejando aún una bala a los Cavaliers que Deron Williams, solo en la esquina tras pase de LeBron James, no pudo aprovechar desde el triple. Sería esta vez Jae Crowder quien, con otros dos tiros libres, daba la sentencia ante el delirio de la ruidosa afición de Boston.

Acercándose a los campeones

Con este resultado, los Celtics se encuentran solo dos victorias por debajo de Cleveland, ahora a la espera de integrar plenamente en su esquema a sus flamantes fichajes de Deron Williams y Andrew Bogut. Sin demasiados cambios en perspectiva para Boston, el equipo de Brad Stevens seguirá apoyándose en un bloque liderado por Isaiah Thomas para escalar a la cima del Este. Por lo visto este miércoles, no es misión imposible.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.