Boston gana en Miami y mantiene la cuarta plaza del Este


Los Celtics sumaron un nuevo triunfo tras asaltar la cancha de los Miami Heat por 102-112. La victoria, la número 47 para los de Stevens, permite a los Massachusetts mantenerse en el cuarto puesto de la Conferencia Este, posición que se disputarán ante Indiana en el duelo directo del próximo viernes. Boston está empatado con los Pacers con un balance de 47-32, y el choque será una especie de previa de los playoffs en la que prácticamente se decidirá quien tiene la ventaja de campo.

En dichos playoffs, aunque en una posición no tan alta, aspiran a estar también los Heat, que anoche vieron reducidas sus opciones tras la derrota. Los de Spoelstra cayeron hasta el noveno puesto tras la victoria de Orlando ante los Knicks, y la lucha por los tres últimos billetes para la postemporada no hace sino apretarse. La diferencia entre Miami, noveno, y los Pistons, sextos, es de un solo triunfo, y ahora mismo da la sensación de que cualquiera puede caerse de las eliminatorias desde que sufra un pequeño tropiezo.

Hayward sostiene el empuje local

No fue un partido fácil para Boston, que, pese a ir por delante durante prácticamente toda la segunda mitad, jamás logró manejar ventajas cómodas en el electrónico. Los Heat se aferraron al choque como pudieron, aunque fueron castigados por los 25 puntos de Gordon Hayward, 11 de los cuales llegaron en el último cuarto evitando cualquier posible reacción. También destacó en este tramo Jayson Tatum, que con 9 puntos consecutivos mantuvo a los suyos al frente pese a los arreones finales de Miami.

Por su parte, Kyrie Irving y Al Horford terminaron con 23 y 21 tantos respectivamente, mientras que Aron Baynes firmó un doble-doble de 10 puntos y sendos rebotes.

Susto para Richardson

La derrota no fue la única mala noticia para los de Spoelstra, que a principios del tercer cuarto tuvieron que ver cómo Josh Richardson se marchaba a vestuarios tras un mal apoyo en un intento de tapón. El alero no volvió a jugar en todo el encuentro, y, aunque aún se desconoce el alcance de su lesión, una ausencia como la suya puede pesar mucho de cara al sprint final por el octavo puesto.

Los Heat estuvieron comandados por los 21 puntos de Dion Waiters, que estuvo más atrevido que acertado y terminó con un 8/22 en el tiro. Destacó también Hassan Whiteside, autor de 18 tantos y 15 rebotes, mientras que Dwyane Wade cerró con 17 puntos el que pudo haber sido su penúltimo partido en el American Airlines Arena. Miami volverá a la acción el viernes en Minnesota, donde la victoria es casi obligatoria para no acabar con el sueño de los playoffs antes de tiempo.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.