Boston logra su primer triunfo ante los campeones

Brown y Tatum fueron los máximos anotadores de los verdes con 25 puntos cada uno

Los nuevos empiezan a carburar. Apoyados en sus jóvenes talentos –son una realidad– los de Massachussetts derrotaron a Toronto 112-106. se recuperó de un partido inaugural complicado para irse a los 25 puntos, cifra que igualaría para ayudar a certificar la primera victoria del curso para Boston.

Aunque la victoria cayó de lado local, realmente pudo ganar cualquiera hasta los momentos finales. A la largo de la noche ningún equipo alcanzó más de siete puntos de ventaja y se produjeron hasta 19 cambios de líder en el electrónico. Cuando restaba poco más de un minuto, una falta de O.G. Anunoby, dos tiros libres y la posterior pérdida de acabaron por empujar a los Celtics hacia la victoria.

Los canadienses, actuales campeones de la NBA, volvieron a tener en a su mejor hombre con 33 puntos y 8 rebotes. Aunque su actuación fue brillante, el recién renovado por el máximo recalca que este curso le están defendiendo diferente. “Obviamente hay más ayudas. El año pasado sentía que siempre estaba haciendo mi trabajo mientras permanecía solo. Ahora hay algo más de atención”. Junto a Siakam el otro gran estilete de Toronto fue Lowry, quien aportó 29 puntos.

Apoyando a Kemba

llegó a Boston para ser el líder, pero por ahora no termina de encontrar su ritmo. Tras abrir la campaña con un 4 de 18 en tiros de campo contra Philadelphia 76ers, en el primer partido en casa comenzó con un 0 de 5. El apoyo de sus compañeros le ayudó a recuperarse para lograr 11 de sus 22 puntos totales en el cuarto final. “Es lo que necesitaba. Las cosas que me dijeron eran exactamente las que necesitaba escuchar. Me vieron la cara, a veces deprimida, y me alentaron”.

Ganando con un 38,5% en tiros de campo

Fue sin duda uno de los datos curiosos de la noche. Boston ganaría el partido con un 38,5% en tiros de campo pese a que los Raptors firmarían un 47,4%. Se podría pensar que quizás el haber anotados más triples ayudó a los locales, pero tampoco fue así. Los Celtics hicieron un 13 de 38 (32,5%), mientras que su rival acabaría con un excelente 18 de 36 (50%). ¿Entonces? Las pérdidas y los rebotes ofensivos permitidos les sentenciaron al dejar que Boston hiciese hasta 31 lanzamientos más durante la noche.

Si por un lado Toronto capturó cinco rebotes en ataque, Boston se iría hasta los 21. Además, los visitantes perderían hasta 23 balones por solo nueve de los verdes. Esos datos provocaron que la diferencia en número de ataques y tiros de campo fuese tan grande como para que el desacierto de los Celtics no les pasase factura.

(Fotografía de Kathryn Riley/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Jokic: 29º triple-doble para superar a Jordan y dar el triunfo a Denver

Siguiente