Boston no se rinde y fuerza el sexto partido ante Miami


Puedes derrotar a Boston, pero no sin que dejen la última gota de sudor sobre la pista. Los chicos de Brad Stevens, quienes enfrentaban anoche el primer match ball de su final de conferencia ante Miami al estar 3-1 abajo, sacaron su mejor baloncesto de los presentes playoffs cuando más falta les hacía para darse una nueva oportunidad. Con una segunda parte en la que por momentos secaron el ataque de los Heat, los verdes cimentaron un holgado triunfo por 121-108 que les cita el domingo para el sexto partido de la eliminatoria.

En esta ocasión Jayson Tatum no se quedó sin anotar en la primera parte… ni en la segunda. Tras firmar 10 puntos en los 24 minutos iniciales, la estrella de los verdes mostró todo su repertorio en el tercer cuarto para castigar al rival con hasta 17 puntos más. Fue el mejor cuarto de los Celtics en la presente postemporada (41 puntos) y el momento clave de un partido que hasta entonces estaba siendo dominado por los de Florida.

Porque Boston ganó, pero por momentos todo hacía presagiar que esto se acababa en cinco encuentros. Los Heat saltaron a la pista con determinación y acierto. Transcurridos apenas siete minutos ganaban por 12 puntos (máxima del partido); y durante toda la primera mitad se manejaron alrededor de los 10 de ventaja. Todo saltaría por los aires en un tercer cuarto en el que recibirían un parcial en contra de 20-3. En seis minutos fatídicos pasaron de ganar por nueve (60-51) a perder por ocho (63-71). Aunque trataron de reaccionar, sobre todo por medio de un Goran Dragic que se fue hasta los 23 puntos, el esfuerzo no tuvo los frutos deseados.

“Estamos orgullosos. Antes del partido acordamos salir, jugar, competir y dar lo mejor de nosotros. Pienso que jugamos bastante bien en la segunda mitad. Con toda sinceridad, es la primera vez que veo Celtic basketball en los últimos partidos. Pero vamos a tener que hacer dos veces más debido a la posición en la que nos encontramos”, señaló un satisfecho Brad Stevens tras el partido.

Lo cierto es que todo terminó saliendo bien para Boston tanto en el plano colectivo como individual. Jayson Tatum acabaría la noche con 31 puntos y 10 rebotes, Jaylen Brown aportaría 28 puntos y 8 rebotes, mientras que Daniel Theis completaba uno de sus mejores encuentros de los playoffs al firmar un doble-doble de 15 puntos y 13 rebotes.

Por parte de los Heat, todo lo que comenzó fluyendo con naturalidad se atascó en la segunda parte. El mejor ejemplo de ello es Jimmy Butler. El escolta de los de Florida acabó la noche con 17 puntos, pero 14 de ellos llegaron en la primera mitad. Tampoco estuvo demasiado acertado Jae Crowder, quien pese a aportar 14 puntos finalizó su actuación con un 0 de 6 en triples. Spoesltra da crédito a Boston por la victoria.

“Boston jugó muy bien en la segunda mitad. Merecieron la victoria que consiguieron. Entendemos lo difícil que es ganar en los playoffs. No competimos lo suficientemente duro en el lado defensivo y lo pagamos caro. Pero hay que darle crédito a Boston. Jugaron con mucha energía”, admite el entrenador de Miami.

Miami y su problema con el triple

Pese a que los pupilos de Erik Spoelstra jugaron una buena primera mitad, al acabar la noche volvieron a evidenciar en las estadísticas que su tiro exterior se encuentra lejos de su mejor momento. En el Game 5 firmaron un pobre 7 de 36 desde más allá del arco; o lo que es lo mismo, un 19,4%. Según datos de ESPN, en los últimos 13 cuartos jugados se quedan en un 24,8% en triples. Tal cifra resalta aún más al ver como antes de esa sequía estaban en un 38,3% en la postemporada. Volver a ser una amenaza desde más allá de la línea de tres puntos puede ser clave para que los Heat puedan abrir la defensa de Boston en el sexto partido.

(Fotografía de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.