Boston se apunta la primera ante los 76ers


El duelo más repetido de la historia de los playoffs de la NBA cumplía su cita número veinte. Hasta en una veintena de ocasiones se han visto las caras los Celtics y los 76ers en unas eliminatorias por el anillo si contamos estas semifinales del Este. Y la tendencia histórica de triunfos de los Celtics (12) continuó, al poner la primera piedra camino a las Finales del Este.

Triunfo claro de Boston sobre Philadelphia (117-101) cimentado por el trío Jayson Tatum, 28 puntos, Al Horford, 26 tantos, y Terry Rozier, 29 puntos. Para Tatum, números de novato que no se veían en los Celtics desde que lo fuera, hace casi 40 años, un tal Larry Bird.

Con esos mimbres era muy difícil que Boston cediera la iniciativa. Philadelphia solo tuvo una máxima ventaja de 4 puntos, mientras que los Celtics empezaron a despegar tras el primer cuarto. A partir de ahí y después de un 25-22 inicial, los de Brad Stevens, valerosos y aguerridos, asestaron un parcial de 16-4 en el segundo cuarto, que empezó a dar ventajas interesantes a los locales. La primera mitad concluyó con 56-45 para Boston y Marcus Smart y unos segundos finales donde todos los golpes parecían ir a su delicado dedo pulgar.

Boston mantiene distancias

La vuelta a los vestuarios apenas alteró el marcador en cuanto a diferencias.  Fue un tercer cuarto en el que Smart registró 9 tantos y en el que Aron Baynes demostró que era su noche en el triple. Si la primera mitad ya había dejado algunos mates y acciones espectaculares en el lado de los Celtics, también había contado con el acierto de tres del pívot, que repitió suerte en la segunda mitad. Y diana también. Acabó con 2/4 en triples, una estadística que le dio sus únicos 6 puntos. Baynes, 4/29 esta temporada en Liga Regular, registra 4/7 en los presentes playoffs.

El éxito de Baynes desde una distancia en la que no es experto, y ni precisamente un gran tirador, lanzó a Boston y le animó tanto en la primera mitad como en la segunda. Y significó además la mejor prueba de que todos hacen de todo en Boston y de que Stevens dispone de movimientos y de jugadas sin fin.

También el trío de los Sixers

Philadelphia pagó en exceso su segundo cuarto y jamás logró entrar en el partido tras ello. Joel Embiid, 32 puntos y récord de playoffs, J.J Redick, 20 puntos, y Ben Simmons, 18 tantos, conformaron el particular trío visitante, rendido como todo Philadelphia ante el empuje y la fuerza, y ahí tuvo que ver mucho el TD Garden, de unos Celtics más orgullosos que nunca. El jueves, segundo partido de la serie, también en Boston.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.