Boston se impone a los Clippers tras dos prórrogas con un sensacional Jayson Tatum


La última jornada previa al fin de semana del All-Star trajo consigo uno de los partidos más emocionantes de lo que llevamos de curso. El duelo entre Celtics y Clippers necesitó de dos prórrogas para decidirse, aunque acabó finalmente haciéndolo en favor de los de Boston por 141-133, permitiéndoles llegar a este pequeño parón con siete victorias consecutivas como locales y afianzados en la tercera plaza del Este. También son terceros de su conferencia los angelinos, que sin embargo no afrontan este descanso con tan buen sabor de boca debido a la irregularidad que les ha caracterizado.

El conjunto de Brad Stevens estuvo liderado por Jayson Tatum, que puso la guinda a un sensacional momento de forma anotando 39 puntos a uno de los mejores equipos de la NBA. El alero, agresivo en la búsqueda del aro, fue un castigo constante para los Clippers tanto en el tiempo reglamentario como en el extra, pues fue enormemente eficiente en sus lanzamientos (14/23) y oportuno a la hora de anotarlos, ya que 17 de sus tantos llegaron entre el último cuarto y las dos prórrogas.

Marcus Smart, con 31 puntos, fue su gran aliado en ataque a la vez que se convertía en uno de los pilares defensivos del equipo robando 4 balones. También fue fundamental Gordon Hayward, autor de 21 tantos y 13 rebotes, mientras que Kemba Walker, algo más desacertado en ataque, se quedó en 19 puntos pero aportó 9 rebotes y 7 asistencias.

Problemas para George

Los de Doc Rivers, por su parte, tuvieron que afrontar el choque con una limitadísima aportación de Paul George, que no pudo jugar más de 15 minutos por culpa de unas molestias en el tendón de su pierna izquierda. El alero se vio obligado a poner rumbo a vestuarios mediado el segundo cuarto con solo 4 puntos en su haber, haciendo imprescindible un paso adelante de algunos de sus compañeros para poder pelear por el triunfo.

Este, como viene siendo habitual, llegó de la mano del dúo de suplentes, es decir, de Lou Williams y Montrezl Harrell, que estuvieron en pista más de 44 minutos y ejercieron como principales apoyos de Kawhi Leonard en ataque. De hecho, el propio Williams terminó siendo el máximo anotador de los angelinos con 35 tantos, superando los 28 del alero, a quien los Celtics supieron poner en apuros, y los 24 de Harrell.

No obstante, hombres con un rol más secundario estuvieron también a la altura, terminando de hacer de este uno de los partidos del curso. Marcus Morris logró sumar 10 puntos en su tercer partido en los Clippers, entre ellos los tres que pusieron el empate a 114 en el marcador y enviaron el partido a la prórroga, mientras que Landry Shamet, que arrancó como base teórico en ausencia de Beverley, anotó 19, entre ellos el triple que forzó el segundo tiempo extra al suponer el 127-127.

“Estamos bien” afirmó Rivers tras el choque. “Terminamos una primera mitad de la temporada en la que, en resumen, hemos tenido que utilizar más quintetos iniciales que ningún otro equipo de la liga, y aun así tenemos un balance bastante sólida. Ahora necesitamos mantenernos sanos. Esa es la clave, la salud”.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.