Boston vuelve a la carga por Butler y Okafor

El fichaje de por Golden State Warriors ha desatado el pánico entre el resto de franquicias aspirantes al anillo. Los últimos MVP aunarán fuerzas para destronar a los recientes campeones Cleveland . Pero a esta impresionante fórmula hay que sumarle a dos All-Star como y , y a un grupo de veteranos contrastados como , , y . Casi nada.



Todo este maremoto generado por la decisión de Durant no escapa a los intereses de los Boston Celtics. La franquicia de Massachusetts hizo la intentona por el alero, pero se quedó con una mano delante y otra detrás. Sin embargo, consiguieron pescar algo gordo en la agencia libre: .

El dominicano selló su compromiso para los próximos cuatro años y un total de 113 de millones, lo que le convierte en el mejor pagado de la plantilla. Una plantilla cargada de juventud y talento, pero ausente de una estrella. Y Danny Ainge sigue empeñado en conseguirla y ese objetivo no es otro que , informa el diario Boston Herald.

Nuevo intento por Butler

En Boston no se dan por vencidos. Pese a la negativa de los Chicago en la noche del Draft, fuentes cercanas a la situación aseguran que el alero todavía está disponible, y hay que seguir intentándolo.

El propio Butler, Horford e Isaiah Thomas formarían un ‘Big Three‘ espectacular, digno de los mejores de la NBA. Pero a esa tripleta se le podría sumar una cuarta pieza (también de gran futuro) que les haría más temibles (si cabe). Hablamos de .

El pívot formado en Duke también está declarado como “transferible”. La presencia de Nerlens Noel, la cercana recuperación de Joel Embiid y la elección de Ben Simmons le cierran las puertas. Y quizás se le cierran no porque esté falto de talento (que lo tiene), sino por su buen cartel. Un jugador de su envergadura y su calidad ofensiva es un auténtico diamante en bruto.

Toda esta supuesta operación sigue cociéndose a fuego lento en las oficinas de los Celtics y éstos cuentan con los piezas necesarias para ofrecer un acuerdo lo suficientemente convincente. Pero si no lo consiguieron en la noche del Draft, ¿podrían hacerlo esta vez? No está mal recordar que Ainge fue el ejecutor de la llegada de Kevin Garnett y Ray Allen. Una brillante maniobra que les reportó a corto plazo el anillo de campeón. ¿Por qué no volver a repetir la gesta?

Thomas para la posición de ‘uno’; Butler entre el puesto de escolta y alero, Horford como ala-pívot aprovechando sus nuevos y mejorados recursos ofensivas, y Okafor como pívot. No suena nada mal.

¿Y quiénes podrían ser los sacrificados? Un notable defensor como Avery Bradley, Marcus Smart, , la reciente adquisición del novato Jaylen Brown y rondas del Draft porque todavía atesoran unas cuantas.

Quedan poco más de cuatro meses para el inicio de temporada regular y el mercado veraniego acaba de abrir sus puertas. Aún es pronto para descartar alguna sorpresa de última hora.