Brogdon y Sabonis acaban con los Timberwolves


Los Indiana Pacers alcanzaron las 26 victorias tras derrotar a los Timberwolves en Minnesota. El conjunto de McMillan venció por 99-104 en un choque que se movió siempre en guarismos muy parejos, lo que hizo que su capacidad resolutiva en los compases finales acabase siendo determinante. Con este triunfo, el tercero que suman de forma consecutiva, los de Indianápolis se mantienen en la quinta plaza del Este, en mitad del grupo de equipos que pelean por ser el primer perseguidor de los destacados Milwaukee Bucks.

El mejor jugador del encuentro fue Domantas Sabonis, quien tras sufrir la defensa de Al Horford en su último partido volvió a encontrarse con su mejor versión. El lituano sumó 29 puntos (mejor marca de la temporada), 13 rebotes y 6 asistencias, y sus 35 minutos en cancha se saldaron con un aplastante +21 para los suyos que refleja su vital importancia. No obstante, cuando llegó la hora de cerrar el duelo fue Malcolm Brogdon quien tomó el protagonismo, y partiendo del pick&roll con el ala-pívot logró anotar 10 de sus 21 tantos en los últimos cinco minutos. También fue decisivo en el tramo final Doug McDermott, que firmó también 10 puntos en el último cuarto.

“He tratado de ser agresivo” reconoció Sabonis cuando se le preguntó por su actuación. “McConnell, Brogdon y los demás han hecho un gran trabajo a la hora de hacerme llegar el balón, y he podido coger también algunos rebotes ofensivos bastante sencillos”.

Ausente Wiggins

En los locales, que siguen sin poder contar con Karl-Anthony Towns, el máximo anotador fue Jarrett Culver con 17 puntos, mientras que tanto Gorgui Dieng como Keita Bates-Diop terminaron con 15. No obstante, Andrew Wiggins, quien debería ser el líder del equipo en este tramo, no solo no estuvo a la altura, sino que firmó un encuentro bastante pobre y se quedó sin anotar en toda la segunda mitad.

El canadiense no pudo pasar de los 10 tantos, cifra idéntica a la que firmó el lunes ante los Thunder y que es la más baja que ha registrado esta temporada. Atrás queda aquel buen inicio de año que hizo soñar a los que aún le tienen fe, y lo cierto es que desde la llegada de 2020 el nivel del alero es muy inferior no ya al deseado, sino al que acostumbra. Anoche solo fue capaz de anotar cuatro tiros en 32 minutos, y su contribución en el resto de facetas no pasó de los 3 rebotes y 3 asistencias.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.