Brooklyn pone el 2-0 pasando por encima de Milwaukee


No está James Harden, pero los Nets siguen siendo intratables. En un partido que seguramente pocos esperaban, los chicos de Steve Nash propinaron una auténtica paliza a Milwaukee al derrotarles por 39 puntos (125-86) para poner el 2-0 en una serie que está cogiendo claro color neoyorquino.

Si alguien confiaba en una reacción de los Bucks, tal pensamiento se nubló casi con el salto inicial. Al concluir el primer cuarto los locales ganaban de 17 (36-19). Durante los dos siguientes cuartos estiraron su renta hasta los 30 puntos. En el periodo final la misma llegó hasta los 49… Les pasaron literalmente por encima mientras Kevin Durant brillaba con 32 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes en tres cuartos.

“En su mayor parte, hicimos lo que se suponía que debíamos hacer, ganar los dos partidos en casa. Ahora tenemos que ver si somos capaces de reproducir este nivel en la carretera. Debemos mantenernos concentrados”, comenta KD, visiblemente satisfecho por lo conseguido hasta ahora.

Quizás el punto más sorprendente de los neoyorquinos sea el cómo están anulando el ataque rival. En el desarrollo de la regular season se les achacó en muchas ocasiones que lo apostaban todo a su ataque. Ahora, en la hora de la verdad, están demostrando que también pueden secar al rival; y no a una cualquiera, ya que los Bucks han tenido el mejor promedio anotador con 120,1 puntos por noche. En el Game 2 los Nets les dejaron 34 puntos por debajo de lo que solían hacer…

Brooklyn está convencido no solo de poder ganar, sino de lograrlo marcando diferencias importantes con el rival. Anoche firmaron un 21 de 42 en triples mientras Milwaukee se quedaba en 8 de 27. Son muchos puntos entre uno y otro desde el exterior. Kyrie Irving, autor de 22 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias, firmó un 4 de 8. El base está convencido de que puede seguir mostrando este nivel. “Creo que somos capaces de alcanzar la grandeza cada noche”. Y por si faltaba algo, sale en el quinteto Bruce Brown por Harden y hace 13 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.

Los Bucks tiran de positivismo

No les queda otra. El partido de anoche ha debido dejar un sabor de boca bien amargo a los de Wisconsin, pero no pueden caer en el derrotismo si quieren apurar sus opciones. Evitar el 3-0 es un obligación, ya que nadie lo ha levantado nunca. Lo que sí han visto, y sufrido, es ver cómo se esfumaba un 2-0. Les ocurrió en las finales de la Conferencia Este de 2019, cuando Toronto les remontó para acabar venciendo 4-2. Necesitan agarrarse a algo.

“Sentimos que somos mejores de cómo estamos jugando en estos momentos, lo sabemos. Pero llegados a este punto, no podemos caer en una depresión. Tenemos que mantenernos positivos”, comenta Jrue Holiday, quien acabó con 13 puntos.

El máximo anotador de Milwaukee, como es habitual, fue Giannis Antetokounmpo al firmar un doble-doble de 18 puntos y 11 rebotes. Khris Middleton estuvo mejor que en el primer partido con 17 tantos. Todo fue en vano. Los de Mike Budenholzer no encontraron en momento alguno la manera de superar a su rival. Ahora tienen 72 horas para encontrar soluciones.

(Fotografía de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.