Brooklyn también sufre el rodillo de unos imparables Clippers


Los Nets están sobrepasando expectativas en este inicio de temporada, mostrando una envidiable competitividad pese a una plantilla más sobrada de lesiones que de talento. Pero en Los Angeles, el equipo de Kenny Atkinson no fue rival para el equipo más en forma de la liga. Los Clippers aprovecharon la diferencia de recursos de ambos quintetos iniciales, con Brook Lopez siendo baja en Brooklyn por descanso, para dejar el partido sentenciado tras poco más de medio cuarto. Al final, el 120-89 dejó clara la jerarquía vista en el Staples Center.

Furia desatada

Tras 9 minutos de partido, el resultado era de un devastador 35-7 a favor de los Clippers. El equilibrio que ha encontrado el equipo de Doc Rivers entre un ataque rápido y perfectamente ejecutado, y una defensa molesta tanto en la creación de juego como en la pintura, tuvo momentos álgidos ante unos Nets que, por primera vez esta temporada, se vieron derrotados desde el inicio.

Todo funcionaba para los Clippers, que terminaron con un 14/25 en triples, dominando a la vez la pintura y repartiendo 33 asistencias por solo 11 pérdidas. Sin que ningún titular pasara de 26 puntos, jugadores como Chris Paul (21 puntos, 9 asistencias y 5 robos), Blake Griffin (20 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias) o J.J. Redick (18 puntos) tuvieron oportunidades de sobra de brillar antes de ver el último cuarto desde el banquillo.

Arranque histórico

El inicio de los Clippers empieza a recordar al de equipos de élite en la historia de la NBA. Los 183 puntos de ventaja total respecto a sus rivales es el cuarto mayor tras 11 partidos, solo superados por los Bulls de 1996-97 (+212) y los Celtics de 1964-65 y los Bucks de 1971-72 (+193 para ambos). De ellos, solo los Bucks de Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson no acabaron ganando el campeonato. Compañía de lujo para entender el comienzo de unos Clippers lanzados.

Por Brooklyn, Bojan Bogdanovic (18 puntos) fue lo más salvable como contrapunto al huracán de los Clippers, mientras que los jóvenes Yogi Ferrell y Chris McCullough (13 puntos cada uno) aprovecharon los minutos basura. La derrota, en parte ya prevista por la baja de Brook Lopez, no debería tambalear un proyecto en reconstrucción, pero con un espíritu diferente al de otros años. El reto de anoche, eso sí, fue una buena muestra del largo camino que queda por recorrer en los nuevos Nets.

 


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.