Byron Scott se sintió “engañado” por Mitch Kupchak y Jim Buss

Un año después de ser despedido como entrenador de los , las cicatrices aún duelen para . El técnico, sin equipo desde cerrar su etapa angelina, ha dedicado la temporada a escribir un libro y a aparecer en programas de televisión. Pero, a la vez, no oculta un cierto resquemor por su salida de la franquicia angelina, particularmente hacía la antigua cúpula directiva del equipo.

En una entrevista al Orange County Register, Scott afirma que se sintió “traicionado, mentido y engañado” por , antiguo General Manager de los Lakers, y por , vicepresidente deportivo. Ambos fueron cesados de sus funciones el pasado febrero, sustituidos respectivamente por Rob Pelinka y Magic Johnson. Para Byron Scott, su propio papel fue de chivo expiatorio ante la mala racha de su equipo.

Un final amargo

De forma particular, Byron Scott considera que Buss y Kupchak solo se interesaron por él para guiar los dos últimos años de Kobe Bryant como jugador. “Si le pedía que hiciera ciertas cosas, Kobe lo hacía por su respeto hacia mí”, aseguró el entrenador, quien coincidió como jugador veterano con Bryant en su primer año en los Lakers. “Básicamente, solo me querían ahí para ayudar a los jugadores a superar los siguientes dos años, para que Kobe no se volviera loco con ellos. Sería el que se encargara de manejarlo. Me conocen. No voy a echarme atrás. No voy a dejarme intimidar por nadie”.


MÁS: L.A. Lakers, una línea de tiempo hacia el abismo.


Con Kobe Bryant disputando su último partido en abril del año pasado, Scott dejó de ser valioso. Pese a la promesa de Jim Buss y Mitch Kupchak de retenerle por una tercera temporada, los Lakers decidieron cesarle antes de que su salario garantizado para 2016-17 entrara en vigor, sustituyéndole por el entrenador actual, Luke Walton. Pese al agrio desenlace, Byron Scott afirma que “si tuviera otra vez la oportunidad, no cambiaría nada, especialmente mi enfoque”.

Recado a Russell

Scott tuvo palabras no especialmente elogiosas para D’Angelo Russell, con quien chocó de forma clara durante el año de novato del base. “No sé si su ética de trabajo ha mejorado”, afirmó el entrenador. “Algunas de las personas con las que he hablado en la organización me han dicho que no. Sencillamente le deseo lo mejor. El nivel de madurez le alcanzará tarde o temprano cuando se dé cuenta que es un honor y un privilegio estar en la NBA y estar en la posición en la que está. Tiene que aprovecharse al máximo de eso”.

Mirando al futuro, Byron Scott mira a la NBA en pasado, apuntando al baloncesto universitario. “Hay demasiados equipos en la NBA donde los propietarios y los general managers dicen una cosa, y el año siguiente hacen otra”, afirmó el ex-entrenador de Nets, Hornets, Cavaliers y Lakers. “Sencillamente no me gusta la deslealtad y la política que se ve a menudo en la NBA. Si entreno de nuevo, el nivel universitario sería el mejor encaje para mí”.