C.J. McCollum da la victoria a Portland ante Toronto


¿El mejor backcourt de la NBA? Puede. ¿Uno que resuelve partidos? Seguro. C.J. McCollum demostró una vez más ante los Raptors que no está a la sombra de nadie –ni de Lillard–. El escolta asumió la responsabilidad cuando el balón más quemaba y dio a los suyos el triunfo final por 112-111 con una fantástica canasta cuando restaban pocos segundos en el electrónico.

Y decimos fantástica porque la acción de McCollum no fue solo efectiva, sino que estuvo repleta de estética. Subió el balón, hizo un reverso y dribló a Fred VanVleet para culminar su acción con un tiro en suspensión desde la media distancia que es marca registrada. No había mejor manera de poner la guinda a una actuación de 30 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias que estuvo muy bien acompañada por los 23 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias de Damian Lillard.

Portland acabó cantando victoria, pero no fue nada sencillo. Mediado el segundo cuarto eran los Raptors los que dominaban por 17 puntos. Cuando restaban 10 minutos para el final eran los canadienses los que volvían a estar por delante con 11 puntos de distancia. Los de Oregon no se rindieron y le dieron la vuelta al partido con un parcial de 10-0. Pasaron del 97-104 al 107-104. Para acabar, McCollum decidió. “Trabajo en estas cosas. Trabajo en mi juego. Le digo a la gente todo el tiempo: ‘Estoy preparado'”.

El mejor Melo

La noche de Portland fue tan redonda que Carmelo tampoco faltó a la fiesta. El 10 veces All-Star realizó su mejor partido de la temporada al marcharse hasta los 20 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y 2 tapones en 35 minutos de juego. Hizo de todo y en el momento más importante, ya que 13 de sus puntos llegaron en el último cuarto. “Sí, es divertido. Lo es más cuando estás ante tus aficionados. Vives para esos momentos. Quieres esa presión sobre ti. No hay nada como hacer tiros frente al banquillo del equipo contrario mientras te gritan”, explica.

Siakam falla el tiro decisivo

Si en Oregon sonríen por el 6-4 que ostentan en la clasificación, a Toronto cada vez le pesa más ésta, en la cual son últimos de la Conferencia Este con 2-8 (igual que Detroit). Anoche además volvieron a perder por un solo punto –ya les ocurrió ante Golden State– y con Pascal Siakam fallando el tiro que podía otorgarles el triunfo. De nada sirvió que cerrase su actuación con un triple-doble de 22 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias. “Luchamos duro para conseguir victorias y todo se acabó reduciendo a un par de posesiones. Si hubiéramos hecho un par de tiros, tendríamos un récord diferente en este momento. Pero si miras la clasificación, es duro”, admite.

Más allá de Siakam los jugadores con un rendimiento más óptimo fueron OG Anunoby, quien firmó 18 puntos con un 4 de 6 en triples, y Chris Boucher, quien desde el banquillo aportó 20 puntos y 8 rebotes con un 5 de 8 en triples. Al lado contrario se situaron Kyle Lowry y Fred VanVleet, quienes se combinaron para un 9 de 30 en tiros de campo.

(Fotografía de Steph Chambers/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.