Calderón da el triunfo a los Knicks en L.A.


El último partido de Kobe Bryant contra New York tuvo como protagonista a otro jugador que no suele estar bajo el foco informativo. José Manuel Calderón anotó el triple definitivo a falta de 0,2 segundos y los Knicks ganaron en el Staples Center por 87 a 90.

La canasta de Calderón no llegó tras una jugada preparad, pues la experiencia de Bryant le ayudó a detectar lo que planeaban los neoyorquinos, pero el base español salió al rescate. “No pienso tomar crédito en modo alguno sobre la última canasta”, reconoció Kurt Rambis, entrenador de los Knicks.

“El balón debía llegar a Melo, pero no pudo quedarse libre y yo agarré la bola y no había muchas más opciones”, comentó Calderón, quien terminó con 9 puntos y 6 asistencias.

Carmelo Anthony fue el puntal ofensivo que sostuvo a los visitantes con 26 puntos y 12 rebotes y Robin Lopez añadió 16 puntos y 8 rebotes. Los Knicks cerraron la noche con un parcial de 14-6 para dar la vuelta al marcador y conseguir su segunda victoria en los cuatro partidos que hasta el momento han disputado en la gira que realizan por la Conferencia Oeste.

Por los Lakers, en una apagada noche de los jóvenes, Kobe Bryant consiguió 14 puntos y Lou Williams 15 tantos para ser el máximo anotador de su equipo. D’Angelo Russell se quedó en 4 puntos con 1 de 7 en tiros de campo y Jordan Clarkson en 12 puntos con 6 de 16 en los lanzamientos.

Último partido entre Bryant y Melo

Anthony se mostró emocionado por haber disputado su último encuentro ante Bryant. “Ha sido una situación muy emocional, por competir contra uno de los grandes, un amigo y un hermano por última vez”, dijo. “No es solo una relación de baloncesto. El baloncesto nos unió, pero esto va más allá de la pista y nos ha llevado a otro nivel”.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.