Calderón: ni retirada ni rendición

Así da gusto. Sin intermediarios. Sin fuentes pendientes de confirmar. Si el protagonista dice que no se retira, que el show aún está lejos de terminar, pues no hay más que hablar. Innecesario seguir tirando del hilo.

lleva tres temporadas difíciles. Desde la 2015/16, cuando disputó casi 30 minutos de media en 72 partidos de titular con los New York Knicks, todo es diferente. Su rol, acorde a su edad, ha cambiado de forma radical. Tras casi una década acostumbrado a ocupar el puesto de director en los quintetos iniciales de sus equipos, tocó asumir un paso atrás.

En jerarquía, minutos y atención.

L.A., Atlanta, Cleveland, Detroit

Dos franquicias en la 2016/17. Lakers y Hawks. 41 partidos combinados, 13 titularidades y 13,1 minutos de media. El año siguiente fue más extraño aún. Como asistir a un concierto de U2 desde el backstage. Papel de veterano puro y duro en los Cavs de LeBron. Sus primeras Finales NBA. No estuvo desapercibido en regular season (57 encuentros, 32 de titular, 16 minutos por noche…), sí más en playoffs (13 encuentros en promedios de 8 minutos). Barrida ante los Warriors.

Y este año en Detroit (tras ocho años de estabilidad en Toronto su carrera se ha convertido en un correcalles de mudanzas y traspasos), su condición de mentor, más fuera de cancha que dentro de ella, se acentúa más que nunca.

Cero titularidades en RS y tercer base del equipo tras Reggie Jackson e Ish Smith. No ha contado apenas para Dwane Casey, y eso no ha cambiado en postemporada. Ha aparecido en tres de las cuatro palizas a manos de Milwaukee y de manera puramente testimonial (3,3 minutos). Sin llegar a lanzar ni, por lo tanto, a anotar. Y sin embargo, el último balón de la serie, lo tocó él.

Aún queda mecha

Y a la sazón de esto, la noticia. El usuario de Instagram javimendozanba, publicaba en su cuenta este icónico momento intuyendo una posible despedida y preguntándose si podía tratarse, no sólo de sus últimos botes en playoffs, sino de su adiós a la liga. Su retirada de la NBA. Pues va a ser que no.

El propio José Manuel Calderón (o su community manager), ojo avizor, zanjaba él mismo esta cuestión a los pocos minutos de la publicación: “No hay despedida“. Tres palabras. ¿Para qué más?

En septiembre, Mr. Catering cumplirá 38 años, pero el base de Villanueva de la Serena está sano, está con ganas y se siente bien y con fuerzas para seguir. Firmó por una sola temporada con los Pistons, por lo que este verano vuelve a ser agente libre. Raro sería que no recibiese una oferta por el mínimo de veterano. ¿Dónde veremos a Calde, en quizás un penúltimo tren por al anillo, la próxima temporada?

(Fotografía de portada de Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Los Bulls piden a la NBA que retire el contrato de Omer Asik

Kyle Korver medita la retirada

Siguiente