Canastón de Dirk, respeto de Kobe


Una gran canasta de Dirk Nowitzki sirvió para que los Dallas Mavericks saliesen victoriosos del Staples Center superando a Los Angeles Lakers por 90–92.

Nowitzki anotó a falta de 2,1 segundos en una acción ante Julius Randle, el jugador que precisamente falló la última oportunidad que tuvieron los californianos de forzar la prórroga. Nada más encestar, el alemán y Kobe Bryant, ausente por lesión, intercambiaron palmadas de respeto.

Nowitzki finalizó la noche con 13 puntos y los máximos anotadores de los tejanos fueron J.J. Barea con 18 puntos y Chandler Parsons con 17. Jordan Clarkson lideró a los Lakers con 18 puntos.

Bryant no mejora del hombro

Las molestias que sufre Bryant en su hombro derecho y el tendón de Aquiles impidieron que él y Nowitzki se enfrentasen por última vez en la NBA. Los dos jugadores son los máximos anotadores en activo y cuentan con 37 años.

El escolta de los Lakers explicó a los medios que tiene serias dificultades para mover el hombro del que fue intervenido quirúrgicamente hace ya un año y que le hizo ser baja durante nueve meses.

“Hoy, al despertarme por la mañana he realizad mi rutina y tenía el hombro como si no pudiese moverlo”, dijo. “Habitualmente la noche anterior ya sabes cómo va a ser la noche y lo que te va a doler mientras duermes”.

“Simplemente acostarme en la cama algunas veces y ya duele. Sentarme y duele. Lo trato con una almohada. Hay una técnica en como debo tumbarme sobre ese lado. Las noches así son duras”.

Bryant informó que el Aquiles ya lo tiene más controlado. “Creo que he conseguido solucionarlo, toco madera y siento que puedo jugar a pesar de ello y encontrarme bien”, añadió. “Ahora tengo que ocuparme del hombro”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.