Carlos Boozer, descontento por su suplencia en los finales de partido de los Bulls

, ala-pívot de los Chicago , mostró este lunes su descontento con la tendencia de , técnico del equipo de Illinois, de sentarle en el banco llegados los cuartos periodos de los encuentros, tal como ha informado Nick Friedell en ESPNChicago.com.



“Creo que debería estar jugando, pero es su decisión (de Thibodeau). Él toma las decisiones y yo juego, no entreno”, dijo un visiblemente molesto Boozer, quien en los últimos dos encuentros, ante Pelicans y Spurs, no tuvo ningún minuto en el último cuarto.

“Es algo que ha hecho mucho desde que estoy aquí”, añadió el ala-pívot de los Bulls, que está promediando 14,8 puntos y 8,5 rebotes esta temporada. Además, Boozer alegó creer que su situación en los finales de partido va a continuar.

“Es muy frustrante, especialmente cuando he estado jugando bien hasta entonces. Como competidor, te gusta estar ahí ayudando a tu equipo a ganar, sobre todo cuando el partido está igualado. Sin jugar, todo lo que puedes hacer es animar”.

Asignatura pendiente, la defensa

Desde que llegara a los Chicago Bulls en el 2010, la asignatura pendiente de Carlos Boozer fue la defensa, donde nunca logró alcanzar el rendimiento que sus cualidades físicas le habrían permitido desplegar. Esa sería, precisamente, la principal razón para explicar su reiterada suplencia en los finales de partido en beneficio de .

Boozer añadió que Thibodeau conoce su frustración: “Lo sabe. Es consciente de ello”. Además, dijo no sufrir ningún problema deportivo que explique su situación. “Me siento genial, mi cuerpo también. Pienso que soy muy productivo en los pocos minutos que juego, así que podría hacer más si jugase más tiempo. No quiero estar fuera de la cancha en los cuartos periodos. Que quede claro”, finalizó el jugador, que promedia 29,8 minutos por noche.