Carmelo Anthony, abucheado pero decisivo en New York


Noche extraña para Carmelo Anthony. En lo que pueden ser sus últimos días en New York, con su posible traspaso dominando con razón las cabeceras NBA, su partido ante Charlotte fue una montaña rusa de emociones. El alero pagó la falta de paciencia de la afición de los Knicks recibiendo abucheos tras un “airball” desde el triple en el primer cuarto. Pero, a la vez, acabó siendo el jugador decisivo en una importante victoria de New York por 110-107 ante un rival directo.

Abucheo a Melo

#CarmeloAnthony laughs off boos at MSG ??? (video via BR)

A video posted by IFWTea (@inflexwetrust) on


La noche no estaba siendo ideal para Carmelo Anthony. Plenamente consciente del interés de Phil Jackson, presidente de los Knicks, por traspasarle, y tras quedarse fuera del All-Star, el alero acaparaba el juego de los Knicks con suerte desigual. Anthony terminó con 18 puntos y 11 rebotes, pero a costa de un 8/26 en tiros de campo y 1/11 en triples. New York, eso sí, empezaba con el marcador a favor gracias a un Kristaps Porzingis por fin en buen estado de forma (16 de sus 18 puntos antes del descanso).

Pero el dúo exterior de los Hornets apretaba tras el descanso en busca de una victoria que le afianzara en Playoffs. Kemba Walker (31 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias un día después de ser nombrado All-Star por primera vez) y Nicolas Batum (15 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias) llevaban de cabeza a la defensa de los Knicks. La respuesta llegaba de Courtney Lee (16 puntos) y Brandon Jennings (15), con minutos extra por un esguince de tobillo que dejó a Derrick Rose fuera de juego.

Redención final

Sin un dominador claro, el partido llegaba ajustado hasta el final. Sendos triples de Lee y Jennings adelantaban a New York, pero otro de Nicolas Batum dejaban a los Hornets 2 abajo con 35 segundos por jugarse. Los Knicks necesitaban una canasta para sentenciar, y la encontraron en Carmelo Anthony. El alero olvidó por un momento su difícil noche con un tiro en suspensión que entraba limpia para decidir el partido.

El triunfo ayuda a desacelerar la tendencia perdedora de New York, todavía undécimos del Este con un balance de 21-27, aunque con motivos para el optimismo tras derrotar a uno de los equipos de la zona baja de Playoffs como Charlotte (7º, con 23-24). Pero la actualidad de los Knicks sigue estando fuera de las canchas. A estas alturas, cada partido de Carmelo Anthony puede acabar siendo el último de su etapa en la Gran Manzana.

 


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.