Carmelo Anthony anota 62 puntos, un nuevo récord de los Knicks

protagonizó anoche la jornada en la NBA al realizar una de las mejores actuaciones individuales de los últimos tiempos.



Anthony anotó nada más y nada menos que 62 puntos y 13 rebotes en la victoria de su equipo ante Charlotte por 125-96. El alero de Syracuse finalizó el partido con 23 de 35 en tiros de campo, un 65,7% de efectividad, incluyendo 6 de 11 en triples y 10 de 10 en tiros libres.

Tres nuevos récords históricos

La hazaña de Anthony le ha servido para batir tres récords y históricos:

  • Jugador de los con más puntos anotados superando a (1984, 60 punt0s).
  • Jugador con más puntos en un partido disputado en el Madison Square Garden superando a Kobe Bryant (2009, 61 puntos).
  • Jugador con más puntos en un partido sin perder un balón superando a Reggie Miller (1993, 57 puntos).

Y también para empatar un curioso récord:

  • Jugador con más puntos anotados en un partido sin dar ninguna asistencia empatando a Kobe Bryant (2005, 62 puntos).

“Cuando iba a empezar el partido, por alguna razón, tenía una concentración diferente”, dijo Anthony al término del encuentro. “Cuando anoté ese lanzamiento al descanso, me dije a mí mismo que la zona estaba allí”.

“He hecho historia esta noche con esa actuación, pero ser parte de ese grupo de gente, sólo hay un cierto grupo de gente sabe cómo es esa zona y esta noche yo fui uno de ellos”.

La marca de Durant, destrozada

Hacía pocos días que Kevin Durant había establecido la mejor marca de anotación individual en la temporada actual con 54 puntos. Anthony superó esa cifra en solo tres cuartos, ya que comenzó el último periodo con 56 puntos en su haber.

Durant tendrá que apretar el acelerador si quiere ser uno de los pocos jugadores en activo que han llegado a los 60 puntos o más, pues sólo Anthony y Kobe Bryant son miembros de ese prestigioso club.

Podría haber llegado a los 70 puntos

Anthony disputó un total de 39 minutos y se despidió del encuentro cuando aún restaban 7:24 por jugarse ya que el partido estaba decidido. De haber permanecido en la cancha su cifra total hubiese podido llegar a los 70 puntos, habida cuenta que su concentración anoche estaba puesta en anotar, pues aparte de puntos y rebotes no registró ninguna asistencia, robo, tapón o balón perdido.