Carmelo pone fin a la mala racha de los Blazers


Pequeño viaje al pasado. A esos días en los que Carmelo Anthony era una de las grandes estrellas de la liga y su clase decidía partidos. El alero volvió a brillar como en sus mejores años y sus 25 puntos lideraron la cómoda victoria (117-94) de los Blazers en Chicago.

Apenas dos días antes había firmado un horrible bagaje desde larga distancia pero eso no frenó su instinto asesino. Así, salió especialmente motivado a la cancha y doce puntos en el primer cuarto ponían de manifestación sus intenciones. Por momentos se respiraba el dulce aroma de aquel Melo All-Star y los Blazers se aferraban a él para comenzar a amarrar la victoria. Una actuación que le ha servido para superar a Alex English y situarse como el 18º máximo anotador de todos los tiempos con 25.615 puntos. Kevin Garnett, con 26.071 puntos, es el próximo objetivo.

Cierto es que enfrente se encontraba una de las peores defensas de la NBA. Los Bulls mostraron de nuevo sus carencias interiores perdiendo la batalla del rebote (55-37), terreno en el que tanto Whiteside como Labissière se pusieron las botas. Mientras tanto, Lauri Markkanen sigue sin aparecer y apenas pudo sumar diez puntos. Su mal día en el lanzamiento se extrapoló al resto del equipo, que firmó nueve aciertos en 39 intentos desde el triple. Zach LaVine, con 18 puntos, fue el máximo anotador de los de Jim Boylen.

Aún así, no fue hasta el tercer cuarto cuando los de Oregon tomaron las riendas del encuentro. Un parcial de 30-18 disparaba las diferencias y dos triples más del propio Anthony situaba a los Blazers por encima de los veinte puntos de ventaja al principio del último cuarto. C.J. McCollum, con 21 puntos, Rodney Hood, con 16, y Damian Lillard, con 13, acompañarían la actuación de un Melo que abandonó el United Center de Chicago al grito de “¡Queremos a Melo! ¡Queremos a Melo!

Hablan los protagonistas

Así, no es de extrañar que todos los medios buscaran al gran protagonista después de la conclusión del partido. Carmelo Anthony atendió a la prensa en unas palabras en las que se mostró satisfecho con su partido y en las quiso restar importancia a su nuevo logro anotador.

“Es una situación que me causa vergüenza, pero es un testimonio del trabajo que he estado haciendo todo este tiempo”, declaró el alero. “Mi cuerpo se siente bien, mentalmente me siento bien. No quiero dar nada por sentado. Pero cuando has estado tanto tiempo fuera estos pequeños hitos comienzan a significar más y más.”

Además, también tuvo palabras de agradecimiento para una afición de los Bulls que coreó su nombre en distintos momentos del partido y que celebró sus canastas. “Para los aficionados de los Bulls, ésto ha sido un gran momento. Escuchar sus cantos, estando yo en el equipo contrario, en Portland, ha sido un gran momento.”

McCollum también tuvo palabras de elogio para su compañero. “Vintage. Hemos sacado algo de vino viejo de él. Hizo sus movimientos, sus tiros, anotando, machacando y hablando en defensa como siempre ha hecho.”

(Fotografía de portada de Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.