Chauncey Billups, exultante en su regreso a Detroit Pistons

Como si de un hijo pródigo se tratase. Así ha sido tomado el regreso de a Detroit , tanto por dirigentes como por aficionados, e incluyendo al propio jugador, que no esconde su felicidad por retomar el camino que le dio su único anillo de la NBA. “Esta ciudad y esta organización es enorme y tiene una gran tradición de baloncesto. Lo he dicho una y otra vez, que yo siempre quería ser recordado como un Piston”, explicó en su presentación.

En cuanto a aquellos que apuntan que su aportación va a ser más de mentor que de jugador sobre la cancha, Billups tiene una respuesta contundente. “Siento que todavía tengo buenos años de baloncesto. No llevo bien las derrotas y vengo aquí no como una especie de mentor-entrenador, sino a jugar”, señaló antes de marcarse el objetivo de llevar al equipo a playoffs. “No sé qué podemos conseguir en dos años, pero los playoffs son una meta que debemos tener desde el primer día”.

El presidente de la franquicia, , también tiene claro que la vuelta del base responde a un objetivo deportivo. “Aunque este es un gran momento para sentirse bien por traer a Chauncey de vuelta, él y yo discutimos el hecho de que esto no se trata sólo de sentirse bien, sino de su capacidad de impactar el juego para nosotros en la cancha”, sentenció.