Childress, contratado exclusivamente por el Maccabi Haifa para los dos duelos NBA

apura sus días como profesional, sus últimos cheques. A sus 35 años y tras salir de los Adelaide 36ers, de la NBL australiana, donde fue subcampeón el pasado curso, ha encontrado un trabajo temporal que le conecta con sus días NBA. Y es que el , de Israel, se hizo con los servicios del jugador para el par de partidos amistosos que medirá al equipo hebreo con planteles NBA.

El primero de esos duelos tuvo lugar el domingo, contra los . Los de Sacramento derrotaron sin dificultades al Maccabi Haifa (128-100). Josh Childress fue suplente y en 28 minutos firmó 18 puntos, 3 rebotes, 2 tapones y un 8/12 en tiros de campo.El segundo y último duelo del californiano será este jueves, ante los Clippers.

Una carrera curiosa

Josh Childress fue número 6 del Draft de 2004 y estuvo en los Hawks hasta que en 2008 voló a Grecia, al Olympiacos, para convertirse en el entonces jugador mejor pagado de Europa. Después de la experiencia griega regresó a la NBA para jugar en los Suns, en los Nets y en los Pelicans, su última aparición oficial en la liga, en 2013. La G League, en los Texas Legends, la NBL de Australia y el famoso torneo Big3 son otras de sus experiencias profesionales. A ello hay que unirle un último intento de enrolarse en la NBA, cuando realizó la pretemporada de 2017 con los Denver .

Childress, que confesaba hace unos meses a medios locales australianos que ya no está para hacer 30 puntos todas las noches y que acepta el rol de veterano y de mentor, ha jugado un total de 391 partidos en la NBA, con unas medias de 9,1 puntos, 4,7 rebotes y 1,6 asistencias.