Chris Paul jugará en San Antonio

Apenas unas horas después de que se anunciara su despido de por parte de los Golden State Warriors, Chris Paul ha puesto rumbo a San Antonio. Según asegura Adrian Wojnarowski, periodista de ESPN, el base ha firmado un acuerdo de una temporada en la que recibirá algo más de 11 millones de euros, por lo cual ejercerá de mentor en un equipo joven pero con un potencial envidiable.

Este es un movimiento que sorprende por parte de Paul, a quien a estas alturas de su carrera muchos imaginaban buscando hueco en un aspirante al anillo. No obstante, la dirección que ha tomado ha sido radicalmente opuesta, uniéndose a una plantilla que no parece tener intención de mirar demasiado hacia arriba y que es posible que empiece a pelear por títulos cuando CP3 ya no esté en la liga. Con Victor Wembanyama entrando en su segundo año, está claro que los Spurs están aún lejos de lo que serán en unas temporadas, pero esta es una incorporación que puede ayudarles a construir algo interesante.

La veteranía Paul puede de hecho servir para ir dotando de solidez y consistencia a un equipo para el que la posición de base fue un ligero caos el pasado curso. Popovich llegó incluso a probar a Jeremy Sochan en dicho rol, pero una vez que un base clásico como Tre Jones se asentó en el puesto los texanos comenzaron a parecer un equipo mucho más serio y pudieron exprimir mejor las virtudes de Wembanyama en ataque. Colocar a un gran y experimentado director de juego como Chris puede ayudarles a seguir mejorando en ese sentido, generando un entorno algo más competitivo incluso si el objetivo no es todavía ser un equipo de playoffs.

CP3 ya fue una pieza importante a la hora de que los Suns, que en el momento de su llegada eran un equipo joven en reconstrucción, dieran un salto de calidad importante y alcanzaran las Finales de la NBA. San Antonio está aún en un proceso más temprano de su reconstrucción y no parece sensato esperar dicha revolución, pero sí un impacto notable. Algo que permita sentar unas bases ilusionantes para el futuro.

Paul viene de firmar la peor temporada en cuanto a números de su carrera, con 9,2 puntos y 6,8 asistencias por partido. A su vez, sin embargo, viene también de tener el rol más limitado de su carrera, partiendo como suplente en la mayoría de encuentros al compartir backcourt con un hombre como Stephen Curry. Es de suponer que en los Spurs volverá a recuperar las riendas de la ofensiva del equipo en muchos minutos, pudiendo lucir su clase e inteligencia en un contexto que necesita de dichas virtudes.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.