Chris Paul sobre su marcha a los Rockets: “Era momento de cambiar”

“Era el momento de cambiar”. En un código tan escueto como revelador simplificó los motivos de su marcha de los a comienzos del presente mercado de verano. Puede que el suyo haya sido el movimiento más importante del período actual y uno de los que condicionarán sobremanera la temporada que viene. Pasadas un par de semanas, Paul ahondó en ése y más análisis de su no continuidad en una entrevista concedida a Marc J. Spears, de The Undefeated, publicada este martes.

Qué duda cabe que, con Chris Paul, los están muy cerca de adquirir el rango de súper equipo que tanto se ha frecuentado en ejercicios recientes. El base All-Star sentía que su ciclo en los Clippers habían terminado con un nuevo traspiés —éste en primera ronda— en los playoffs de la NBA. Fue síntoma de que un cambio beneficiaría a ambas partes.

“Siento que en los seis años (en los Clippers) tuvimos un gran camino”, alegó Paul sobre su estancia al lado de Doc Rivers y la ciudad de Los Angeles. Recordemos que el base llegó a los Clippers, procedente de New Orleans, para protagonizar la serie de campañas más exitosa de la historia en la franquicia. Los Clippers habían tocado playoffs cuatro veces en sus 27 años de historia hasta que llegó Paul, en el año 2011. A partir de ahí, seis presencias de seis posibles. Y además, estos últimos ejercicios también fueron los que mejor porcentaje de victorias tuvo el equipo angelino en toda su historia. Paul puede ser considerado leyenda viva de la franquicia. Pero decidió decir adiós.

Tropiezos ‘playoffs’

“Sentí que un cambio no solo sería bueno para mí, también para el equipo. Todo el mundo decía que estábamos sentenciados; que no podíamos estar ahí (avanzar en playoffs). Solo no pudimos saltar por encima del obstáculo. Sentí que era momento de cambiar”, resumió Paul, que se decidió por Rockets en condición de incipiente agente libre, pero que más tarde tuvo el decoro de favorecer a su antiguo equipo, Clippers, yendo a Houston con una operación de traspaso —tras acogerse el jugador a su player option—.

Antes de profundizar en los motivos de su marcha, Chris Paul también honró sus noches de baile en los Clippers. “Lo primero, amo a los Clippers y a la organización. Steve Ballmer (propietario) ha sido increíble. La relación que he tenido con él es algo que no quedará olvidado. Estoy agradecido y feliz. Siento que dejo Los Angeles con nada más que cariño”, alegó el point guard ahora ya de Houston.

Relación con Austin Rivers

Paul también fue preguntado por la presunta discordia que le había llevado a terminar bajándose de los Clippers en marcha. Según una información de Michael Eaves, de Sports Center, la paciencia de Paul se agotó debido a un supuesto trato preferencial —continuado en el tiempo— de Doc Rivers hacia su hijo Austin, jugador también de los Clippers. Paul lo negó una y mil ocasiones cuando fue preguntado por tal embrollo.

“Como llamé (por teléfono) a Blake (Griffin) y el resto de chicos, también llamé a Austin. Le deseo la mejor de las suertes en su futuro. No, esa información no fue verdadera. Oí aquella noticia. No merece la pena ni responderla”, se pronunció Chris Paul.

La versión de ausencia de tiranteces fue también corroborada por Austin Rivers en el portal USA Today hace unos días. El vástago Rivers detalló que en la conversación con Chris Paul comentaban la información y le quitaron importancia —alegaron que esa noticia era puro “bullshit“—.

Se trata de “ganar”

Asimismo, el base ya de los Rockets alegó que vio más opciones de “ganar” en Houston. Eso fue lo que le hizo activar el clic y salir de su equipo en los últimos seis años. “No tuvo nada que ver con los Clippers, solo algo más con quién estaba en Houston”, dijo Paul alegando su buena predisposición a jugar con James Harden.

Paul, All-Star en nueve ocasiones, reveló lo “emocionado” que se mostró Harden por poder jugar bajo la misma causa. “Expresó la emoción que le producía la posibilidad. La cuestión va de ganar. Hablamos, obviamente. Él tuvo un gran año esta temporada. Todo se redujo (en las conversaciones) a ganar partidos. Él solo dijo que quería ganar”.

Doc Rivers

A Doc Rivers, como resulta evidente, la decisión de Paul tuvo que caerle como líquido gélido en plena fase rem. El base tampoco reveló demasiados detalles pero sí dejó claro que ningún problema con el técnico le llevó fuera de California. “No creo que tengamos que entrar en todo eso. Nos sentamos. Los dos estuvimos de acuerdo en que era tiempo de un cambio”, relata Paul.

El base de Houston también admite algún desencuentro —siempre deportivo o táctico— con Doc, pero afirma guardar un”respecto extremo” por Rivers, tras haberse convertido en un “entrenador increíble”.

Qué hay de Carmelo

Y, para terminar la síntesis de lo más importante que reveló Chris Paul en su encuentro con The Undefeated, llegó la pregunta de Carmelo Anthony. Respuesta interesante además por parte del entrevistado.

Las últimas informaciones sitúan la llegada del alero de los Knicks a Houston como probable. De hecho, el propio Carmelo estaría esperando la viabilidad del movimiento. Paul se limitó a decir al respecto que lo único que puede hacer es “sentarme y esperar”. Esa guinda, en forma de alero superestrella, esculpiría de golpe una nueva congregación inolvidable en la Conferencia Oeste. Y ya sería la… mínimo la tercera de esa parte del país. Chris Paul quiere ganar, y piensa que lo hará, con Harden, en los Rockets.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.