Chris Paul vuelve a su mejor nivel y Phoenix empieza dominando


Los Suns no van de farol. Pocas opciones les daban ante los Lakers, y pasaron. Sí, cierto es que se lesionó Anthony Davis, pero no lo es menos que ganaron el primer partido con todos sobre el parqué, y con Chris Paul tocado (que no se olvide). Ahora, habiendo dejado por el camino a los actuales campeones, podrían haber pecado de cierta relajación, pero no, los chicos de Monty Williams dejaron claro anoche que no piensan soltar el pie del acelerador venciendo a Denver 122-105.

Phoenix venció, y eso que durante gran parte de la noche el partido estuvo igualado, e incluso llegaron a estar 10 puntos abajo en el tercer periodo. Nada de eso les frenó. Chris Paul, visiblemente mejor de sus problemas en el hombro derecho, realizó su mejor partido de los presentes playoffs al irse hasta los 21 puntos, 11 asistencias y 6 rebotes. El veterano base estuvo genial, pero el problema para Denver fue que no pudo parar tampoco a ninguno de sus compañeros.

Con un juego coral pocas veces visto, los Suns contaron con hasta cuatro jugadores con al menos 20 puntos y no más de 23. Devin Booker replicó los 21 puntos de CP3 y añadió 8 asistencias. DeAndre Ayton, fantástico en la postemporada, firmó un nuevo doble-doble con 20 puntos y 10 rebotes. Mikal Bridges tampoco faltó a la fiesta con 23 puntos. Demasiadas vías a cerrar para los Nuggets.

“Hicimos algunas cosas bien, pero obviamente no pudimos sostenerlo durante 48 minutos. Todos colectivamente tenemos que ser mejores, mucho más físicos, mucho más disciplinados si queremos ganar el Game 2”, cometa Mike Malone, head coach de Denver.

Lo cierto es que los de Colorado perdieron el ritmo del encuentro al final. Nikola Jokic se fue hasta los 22 puntos y 9 rebotes, Aaron Gordon aportó 18 y Facundo Campazzo logró otros 14 puntos con 6 asistencias. Todo fue insuficiente. El pívot serbio cree que deben reflexionar en los próximos días. “Cuando las cosas no van como queremos, tenemos que ser más decisivos. Necesitamos saber qué estamos haciendo como grupo”, explica.

El resurgir de Paul

Fue la gran noticia para los Suns. Chris Paul había promediado 9,2 puntos contra los Lakers mientras lidiaba con una lesión en el hombro derecho. No decimos que esté plenamente restablecido, pero lo cierto es que anoche estuvo a un nivel espléndido; tanto es así que con sus 21 puntos y 11 asistencias se convirtió en el tercer jugador de la historia de los playoffs en lograr al menos un partido de 20 puntos y 10 asistencias con 36 años o más. Los otros dos son Steve Nash y John Stockton. Ese es el nivel.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.