Cleveland saborea un triunfo tras ocho derrotas seguidas

Los de Ohio se impusieron en la prórroga a San Antonio, un equipo al que no vencían desde 2015

A la tercera prórroga llegó la derrota. San Antonio disputó por primera vez en su historia tres partidos consecutivos con tiempo extra. Las dos primeras noches salió cara. La última, frente a Cleveland , cruz; pese a que no parecía que fuese a ser así.

Tras verse por detrás en el marcador gran parte del partido, los de Texas remontaron en el último cuarto hasta verse cinco puntos arriba a falta de 20 segundos. Cleveland anotó, pero la llave la seguía teniendo San Antonio con dos tiros libres para . El escolta, contra todo pronóstico, falló ambos lanzamientos y dejo a los Cavs a tiro de triple. En ese escenario apareció (autor de 30 puntos y 17 rebotes) para poner el empate con tres puntos. El intento final de DeRozan no entró y el choque se fue a una prórroga en la que los visitantes fueron más efectivos para ganar 109-117. Acabado el encuentro, DeRozan se mostraba crítico consigo mismo. “No hay ninguna excusa para no haber convertido esos tiros libres. Es algo inaceptable por mi parte”. Además de DeRozan, autor de 21 puntos, en los Spurs destacaron LaMarcus Aldridge con 18 y Derrick White con 17.

Donde sí corría la alegría era en Cleveland. Tras ocho derrotas seguidas imponerse a San Antonio fue un desahogo importante. Love, máximo anotador de los suyos, habló de lo importante que es divertirse en la cancha para ganar partidos. “Creo que es algo que se pierde a veces. Es natural sentirse así cuando se acumulan derrotas o estás pasando un momento difícil. Pero es una temporada muy larga. Tienes que encontrar algunos puntos brillantes y saber a que a fin de cuentas habrá altibajos”. Junto al ala-pívot destacaron los 28 puntos de Collin Sexton y los 25 de Jordan Clarkson.

Popovich, molesto con los suyos

San Antonio ha visto cortada su progresión de un plumazo. Habiendo superado un momento complicado que amenaza con dejarle sin objetivos, los Spurs consiguieron enlazar dos triunfos que les daba aire para volver a la pelea por playoffs. Sin embargo, la inesperada derrota ante los Cavaliers –más jugando en casa– ha dolido mucho. Su técnico, Gregg Popovich, cree que sus chicos tiraron la primera mitad del partido ante un equipo que había perdido cuatro de sus cinco anteriores partidos por más de 20 puntos. “Cleveland jugó 48 minutos mientras que nosotros solo 24. Esa es la conclusión de lo visto esta noche”, sentencia.

(Fotografía de Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

41 puntos y octavo triple-doble de Luka Doncic

Joel Embiid impone su ley en Boston

Siguiente