Cleveland se anota la mayor remontada de este curso y conquista el Madison

Remontada espectacular de los , que llegaron a ir perdiendo por 23 en el tercer cuarto (73-50) y que se llevaron el triunfo del Madison Square Garden merced a un último parcial de 25-43. Se trata de la mayor remontada vista en la NBA en este 2017-18. Los , formidables durante los tres primeros cuartos, se quedaron sin piernas en el último y cedieron el partido (101-104).

Polémica previa

La polémica estaba servida ya antes del salto inicial. Lo saben, las palabras de sobre , sobre el que dijo que debía jugar en los Knicks, fueron acogidas en el seno de la Gran Manzana como un ataque a Frank Ntilikina. Por mucho que James dijera después que esas declaraciones eran un dardo a la gestión de Phil Jackson, algunos compañeros del base galo, como , entraron en la refriega. “Siempre tiene algo que decir”, aseguró LeBron sobre el otomano. Y esa tensión previa explotó en el primer cuarto con un duro lance entre ambos jugadores, que llegaron a juntar sus rostros y que terminó con una técnica para cada uno. La refriega verbal continuaría después tras la ducha.

Por entonces, los Knicks ya lideraban la velada, seguros, movidos en esa confianza en el juego que tan buenos resultados les está reportando. Después, las cosas salían, sin necesidad de una espectacular noche de Kristaps Porzingis. Tim Hardaway Jr. veía bien el aro, Kanter trabajaba tanto el aspecto ofensivo como el defensivo, había acierto de tres. Y así se llegaba a ese tope, a ese 73-50 que enfilado el último round parecía definitivo para Cleveland.

Y surge Korver

A falta de 12 minutos para el final del choque, Kyle Korver sólo llevaba 2 puntos en su casillero. Un prodigioso último cuarto del alero, con 19 puntos y algunos triples esenciales, fue una de las claves de la remontada de los Knicks. LeBron, que terminó con 23 puntos y 12 asistencias, también estuvo por allí, claro. Un tiro de tres suyo, delante de Porzingis, deshizo el empate y colocó a los Cavaliers por delante, 97-100, con 1 minuto y 23 segundos por jugarse. En las manos de Lebron estuvo la sentencia en la penúltima posesión. Falló, pero el providencial rebote de Dwayne Wade, que apareció desde el lateral para capturar la pelota, dejó sin posibilidades a unos Knicks desmoronados.

Los Cavaliers equilibran su balance, se colocan con 7-7 y entran en puestos de playoffs. Los Knicks, a pesar de la derrota, siguen por delante de su rival anoche, con 7-6.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.