Cliff Robinson: “No hubiera jugado tanto sin la marihuana”

“Si juegas durante 18 años en la y lo haces con un calendario de al menos 82 partidos por temporada, vas a tener que convivir con la ansiedad y con tu habilidad para relajarte. El cannabis siempre me ha ayudado con esto”.

Son palabras de todo un Mejor Sexto Hombre de la NBA —edición de 1993—, una vez All-Star así como dos presencias en el Mejor Quinteto Defensivo de la liga. No hablamos de un cuatrero, pues Cliff Robinson dejó un legado NBA bastante decente cuando se retiró en 2007. Tras sus días en las canchas, ha pasado a dejarse ver por el negocio del cannabis, del que es un ferviente defensor, tanto de cara a su uso en la vida cotidiana como para la gestión de sentimientos en el deporte de alto nivel.

De hecho, Robinson fue una de las voces más reconocidas en la Conferencia Anual Científica del Cannabis celebrada de manera reciente, tal como pudo recoger el diario The Las Vegas Sun.

El ex jugador admitió pues el uso del cannabis durante su carrera para gestionar la ansiedad generada durante la ajetreada temporada. Asimismo, admitió que su carrera no se hubiera extendido hasta los 18 años sin el recurso prohibido por la competición.

Robinson jugó durante casi dos décadas en la NBA, en las filas de Portland (ocho temporadas), Phoenix, Detroit, Golden State o New Jersey. El ala-pívot dejó promedios de 14,2 puntos y 4,6 rebotes por noche durante su carrera.

Otros ex jugadores que han hablado abiertamente del uso de la marihuana durante sus días en la competición han sido Kenyon Martin o Matt Barnes.