Thunder y Clippers mantienen el dominio del Oeste

A la sombra de otros grandes proyectos, y tuvieron un verano más discreto, sin fichajes de relumbrón y, en el caso de Oklahoma City, habiendo perdido al agente libre más cotizado del verano en . Pero su comienzo de temporada han permitido mantener la ilusión en ambas franquicias de ser una alternativa real en el Oeste. Las claras victorias del lunes de Clippers y ante Detroit (114-92) y Miami (97-85), respectivamente, les mantienen compartiendo el primer puesto del Oeste con 6-1 de balance.

El poder de los secundarios

La victoria de Oklahoma City tuvo como mérito extra no haber dependido de forma tan aplastante de su estrella . El base no necesitó una actuación sobrehumana para solventar el triunfo de su equipo, acabando con unos modestos 14 puntos (5/16 en tiros de campo), 11 asistencias y 5 rebotes. Por contra, secundarios como (24 puntos y 10 rebotes), (17 puntos) y el novato (15 puntos y 10 rebotes en su mejor partido como profesional) se encargaron de finalizar la resistencia de Miami en un partido decidido en el tercer cuarto.

Por su parte, los pagaron un terrible partido de sus estrellas, con , su jugador más fiable, firmando su peor partido de la temporada con 5 puntos (2/8 en tiros de campo) y 12 rebotes. James Johnson, aprovechando los minutos basura del último cuarto, terminaría siendo el máximo anotador del equipo con 18 puntos, dejando un marcador más digno pero insuficiente para mantener a Miami en la parte baja del Este con un balance de 2-4.

Arranque histórico

Mientras tanto, los Clippers se daban un festín ante Detroit. El equipo de Doc Rivers no solo se está encontrando con dos estrellas en perfecto estado de forma (37 puntos, 16 rebotes, 17 asistencias y solo 1 pérdida entre y ), sino que su banquillo, gran problema en otros años, es también capaz de sostener al equipo. Detroit nunca pudo jugar con comodidad ante ninguno de los quintetos que los Clippers sacaron en cancha, cayendo por una diferencia de escándalo pese a los 15 puntos y 12 rebotes de .

Para ambas franquicias, empezar la temporada con 6-1 es algo histórico. Los Thunder, incluso en los años dorados de Kevin Durant, nunca habían arrancado así una campaña desde su traslado a Oklahoma City. Y para los Clippers, mucho menos acostumbrados a estar en posiciones tan elevadas durante gran parte de su historia, ganar 6 de los 7 primeros partidos (su única derrota fue, precisamente, ante los Thunder) es algo inédito. Buenas noticias para dos equipos que quieren aspirar de pleno derecho a desbancar a Golden State en el Oeste.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Josh Smith intentará relanzar su carrera en China

Stephen Curry rompe el récord de triples en un partido

Siguiente