Coby White, ¿el ‘tapado’ entre los ‘sophomores’?


Zion Williamson, Ja Morant, Kendrick Nunn, Tyler Herro, Rui Hachimura, Eric Paschall,… Varios son los sophomores sobre los que hay depositadas muchas miradas después de un destacado primer año en la NBA. Por el contrario, no son tantas las que sobrevuelan la ciudad de Chicago.

La suspensión de la temporada a causa del COVID-19 llegó en el momento en el que más estaba brillando Coby White. Desde que arrancara el mes de febrero, el base de los Bulls se había destapado como un solvente anotador desde la segunda unidad, promediando 20,9 puntos en los 14 partidos disputados entre el 1 de febrero y el 10 de marzo. Finalmente sería incluido en el Segundo Quinteto de Rookies pero quién sabe si, incluso, hubiera podido dar el salto al primero de haber seguido a ese nivel con el curso en juego.

Ahora, el de Goldsboro quiere demostrar que es mucho más que un anotador y que puede asentarse como una pieza de gran importancia en el futuro de la franquicia. En su primer partido de pretemporada, saldado con derrota (104-125) ante Houston, calificó su actuación como un “tres o un cuatro” es una escala del uno al diez. Dos días después, los Bulls le devolverían la bofetada a los de Texas, con un White mucho más activo, no solo ejecutando la ofensiva sino, también, como organizador.

Mostró una mayor conexión con Wendell Carter Jr., midiendo muy bien los tiempos y los ajustes de la defensa para facilitarle buenas posiciones de tiro. Todo ello sin perder de vista a Lauri Markkanen y su amenaza constante desde el triple. Esta variedad de recursos, ritmo de juego y sincronización entre las distintas piezas es, precisamente, sobre lo que Billy Donovan querrá construir.

“Jugó una primera mitad realmente buena”, señaló el head coach en unas palabras recogidas por The Athletic. “Realmente no intentó muchos lanzamientos. Jugó muy bien desde el piso. Coby ha sido siempre un gran anotador. Pero cuando juegas de base, tienes que encontrar ese equilibrio. Y él lo ha logrado en la primera mitad.”

White finalizó el encuentro con 20 puntos, tres rebotes y cinco asistencias, que podrían haber sido más si sus compañeros hubieran aprovechado mejor sus posiciones de tiro. No obstante, también recopiló cuatro pérdidas de balón, un debe en el que Donovan también quiso incidir.

“Hablé un poco con Coby sobre que es parte de su crecimiento y madurez. Si ve y aprende de esos errores nos aseguramos de que estamos obteniendo algo bueno.”

Donovan exigirá al jugador que sacrifique parte de su vocación anotador en favor de un mayor control del ritmo y el flujo del juego. Un reto que White ha aceptado sin el menor de los problemas.

“Significa mucho para mí. No quiero ser etiquetado como un simple anotador. Quiero ser un base en esta liga y sé lo que tengo que hacer para ser un base en esta liga. Habrá altibajos pero estoy preparado para ello. Simplemente tengo que seguir dando pasos en la dirección correcta.”

(Fotografía de portada de Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.