¿Cómo se reemplazará a los jugadores que den positivo en COVID-19?


La NBA ya se está poniendo en marcha. Y eso supone tener que lidiar con un montón de circunstancias y detalles colaterales que pueden suceder en cualquier momento y que necesitan una contundente respuesta antes de seguir dando pasos hacia delante. Una de esas particularidades es, sin duda, qué se haría si un jugador da positivo por COVID-19 durante la disputa de la competición en Orlando.

Para ello, la liga norteamericana está trabajando en diferentes mecanismos legales y medidas que permitan reemplazar a los jugadores si se da un positivo. También entraría dentro de este arco de casuísticas las posibles lesiones de gravedad que pueda sufrir un jugador durante las próximas semanas, así como durante los partidos que reanudarán la liga. Al parecer, y según fuentes de ESPN, este tema se va a abordar con detalle la próxima semana, teniendo que salir de ahí una resolución que dé mucho peso a cómo los equipos van a poder usar los contratos duales.

Estos, recordemos, son contratos híbridos mediante los cuales el jugador que lo firma puede prestar sus servicios tanto para un equipo de la NBA como para su afiliado de la G League. Esto permitiría mover fichas con una mayor flexibilidad y tener una despensa de posibilidades en el caso de que un jugador caiga enfermo o se lesione para más tiempo que lo que dure este nuevo tramo de la competición.

Según esta propuesta de la liga, los jugadores de contrato dual se unirían a los equipos solo cuando se les necesitase e irían directamente a la concentración sin haber estado entrenando con ellos en los últimos meses. La postura de los equipos se inclina más hacia obtener cierta flexibilidad a la hora de contar con los jugadores de contrato dual. De este modo, vivirían y entrenarían con las franquicias NBA en Orlando.

A priori y bajo estas restricciones, ningún equipo podría (por ejemplo) fichar a un jugador de la liga de otro país. Así mismo, todo aquel jugador que sea reemplazado no podría volver a jugar en esta temporada, aunque supere el COVID-19 a tiempo o se recupere antes de lo previsto. Es decir, que el reemplazo sería del todo definitivo. La NBA propondrá este paquete de medidas al sindicato de jugadores, y ambas partes tendrán que ponerse de acuerdo para activar los cambios que se van a producir sobre el acuerdo de negociación colectiva.

Protocolo ante un positivo

Y si un jugador de positivo, ¿cuál va a ser el protocolo de actuación? Pues según parece, la NBA va a actuar de un modo muy similar al que se está viviendo en todo el mundo con el confinamiento y la posterior desescalada. El jugador pasaría a estar de manera automática en cuarenta por un mínimo de siete días. Este plazo, que ahora mismo suena corto, seguramente sería ampliable hasta los 14 dependiendo de diferentes circunstancias que evaluaría el departamento sanitario de la liga.

¿Y si el positivo viene de tu jugador más importante? La respuesta colectiva que estarían dando ahora mismo las franquicias es que no tiene demasiado sentido reemplazar a un jugador clave si podría volver a estar disponible en un plazo máximo de dos semanas, pero también dependerá del momento en el que el contagio se produzca y cuáles sean las circunstancias del equipo en ese momento de la competición.

(Fotografía de portada de Stacy Revere/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.