Con Jim Boylan como entrenador principal, casi todo es mejor para los Bucks


La victoria de los Bucks ante los Pistons por 90-117 no solamente supone que los de Milwaukee encadenen un par de triunfos seguidos, sino que pone de relieve las mejoras en cuanto a números y resultados que han obtenido desde que se fue Scott Skiles y se hizo cargo del puesto Jim Boylan.

Con el técnico interino, los Bucks tienen un balance de 8-3. Así se sitúan con 5 partidos por encima de un registro neutro o, lo que es lo mismo, tener el mismo número de victorias que de derrotas. Justamente en esos guarismos estaba Skiles, que en esta temporada había logrado un balance de 16-16.

La diferencia de puntos por partido también ha mejorado. Antes los Bucks encajaban (de media) 1,3 puntos más de los que metían, mientras que en estos últimos 11 partidos han anotado (de media) 3,9 tantos más de los puntos que han recibido. En esas cifras se mueve también la media de anotación total: con Skiles se conseguían 95,9 puntos por partido, y con Boylan se llega a pasar de la centena, gracias a los 104,2 tantos que promedian por encuentro.

Además, Brandon Jennings está obteniendo mejores números ahora que en los primeros 32 encuentros. La pasada madrugada consiguió ante Detroit 30 puntos, logrando subir su promedio hasta los 22,3 puntos en el período en el que Boylan se ha sentado como entrenador principal. Con Skiles, Jennings promedió casi 5 puntos menos, quedándose en una media de 17,8 tantos.

Estadísticas obtenidas de NBA.com y Elias Sports Bureau


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.