Cristiano Felicio: un año después nada ha cambiado

A inicios de la primera de 2018 analizábamos la situación de , quien para la 2017-18 había estrenado el contrato de renovación firmado con los en julio de 2017 por cuatro años y 32 millones de dólares. Ya en ese momento, muchos consideraron que Chicago había sobrepagado al joven brasileño, quien en sus dos primeros cursos como profesional en la NBA no había demostrado gran cosa.

Terminó de manera decente la campaña para Felicio, Chicago luego vivó en el otoño posterior la tumultuosa despedida de Fred Hoiberg y la no menos ruidosa llegada de y poco cambió para interior sudamericano, quien a ahora sus 26 años ha terminado su cuarto curso en la NBA, todos con los Bulls, y no se denotan avances en su juego. En otra campaña mala para Chicago, como también lo fue la 2017-18, los de Illinois se han vuelto a quedar fuera de la post temporada y apenas han podido abrazar las 20 victorias (22-60). Ha habido buenas noticias, siempre las hay, como el trabajo de Zach LaVine o a la historia bonita de , pero para Felicio no ha habido mucha diferencia con respecto a lo visto anteriormente.

Jugar, ha jugado. Un total de 60 partidos, ninguno de titular, 12,4 minutos de media y 4,0 puntos y 3,6 rebotes por duelo. Ningún doble-doble, apenas cinco encuentros en dobles dígitos anotadores, con dos de ellos en 15 puntos, y uno solo en dobles dígitos reboteadores.  Ha emperado incluso las prestaciones de la temporada previa.

¿Qué hacer con él?

El primero que sufre esta situación es el jugador, quien no es culpable de que le ofrecieran semejante dinero y quien ha admitido que sufre y que le afectan las burlas en Twitter. Ante sí, dos años todavía de contrato completamente garantizado, con 8,15 millones de dólares para la 2019-20 y 7,52 millones para la 2020-21.

Chicago ahora mismo afronta once contratos en vigor para la 2019-20 lo que unido a dinero pendiente a Omer Asik (3 millones de dólares), eleva la masa salarial hasta los 85 millones de dólares. Margen suficiente, si se tiene en cuenta que el tope salarial se fijará en 109 millones de dólares y el Impuesto de Lujo en 132 millones. ¿Momento de mover a Felicio y aligerar más el libro de nóminas para el medio plazo? ¿Darle más oportunidades? ¿Tenerlo como elemento, caro, de la tercera unidad?

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Steven Adams deja a Lillard en el suelo con un bloqueo

Danny Green, sobre el partido de Leonard: “Fue impresionante”

Siguiente