Cuarto triunfo consecutivo de Denver, octavo triple-doble de Jokic

Los Denver prolongaron su buen estado de forma tras asaltar la cancha de unos mermados New Orleans . El conjunto de Mike Malone se impuso por 99-105, logrando así su cuarta victoria seguida y aguantando el tirón a unos Warriors que ya empiezan a meter miedo y que no pierden desde el 3 de enero. El triunfo se cimentó en un gran tercer cuarto, en el que los de Colorado abrieron una brecha que los de Gentry no fueron capaces de cerrar pese a sus muchos intentos.

El de siempre

Como viene siendo habitual, los Nuggets estuvieron liderados por un soberbio partido de . El pívot, que acabó con 20 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias, firmó su octavo triple-doble de la temporada, sexto del mes de enero, de los cuales todos han acabado en victoria de su equipo. El serbio está empezando a convertir estos registros en algo habitual, hasta el punto de que solo Russell Westbrook, la bestia del triple-doble, lleva más que él este curso.

En 2019, los promedios de Jokic son bárbaros: 25,1 puntos, 11,8 rebotes y 8,2 asistencias, cifras históricas por sí solas, pero más aún entre los hombres más altos de la competición. Es incluso redundante decirlo a estas alturas, pero el serbio no para de obligarnos a recordar que estamos viendo jugar a un pívot único en su especie.

Acompañando al de Sombor estuvieron y Monte Morris, autores de 22 y 20 puntos respectivamente. Ambos firmaron una actuación realmente sólida y con un gran acierto en sus lanzamientos, pues los dos superaron el 60% en tiros de campo y se combinaron para un 7/10 en triples, haciendo olvidar la notable baja de en el backcourt. El canadiense se perdió su tercer partido consecutivo, aunque Malone aseguró que “ya se encuentra mejor”.

Esperando a Davis… y al resto

Viendo la lista de bajas de los Pelicans, parece posible formar un quinteto más competitivo con los hombres que están en la enfermería que con los que estaban sobre el parqué. Elfrid Payton, E’Twaun Moore, , y, por supuesto, se quedaron fuera por lesión, dejando a Gentry con una variedad de opciones realmente reducida. Además, dados los abundantes rumores sobre los posibles destinos de La Ceja, era difícil tener la mente al 100% sobre lo meramente baloncestístico.

, con 22 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias, fue el mejor de los suyos, y se encargó de mantenerlos en partido hasta el final pese a la fortaleza del rival. El base encontró dos grandes apoyos en el tiro exterior: , autor de 15 tantos con un 4/10 en triples, y Kenrich Williams, que fue la irrupción positiva del duelo. El rookie disputó el mejor partido de su joven carrera aportando 21 puntos con un 5/9 en tiros de tres, superando por mucho su mejor cifra anterior (8 puntos).

Por último, siguió aprovechando los minutos que le brindan las bajas. Esta vez se fue hasta los 14 tantos y 8 rebotes, aunque fue superado en la pintura por un Jokic intratable.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Towns le da la victoria a Minnesota sobre la bocina de la prórroga

Lillard y McCollum combinan 66 puntos para doblegar a Utah

Siguiente