Curry y Durant se llevan una intensa batalla en Toronto

Tras tres semanas de competición, los siguen sin resolver sus problemas de defensa. Importa poco. Su ataque ha integrado a la perfección a y la circulación de balón ha vuelto a los límites sublimes de sus mejores partidos en los dos últimos años. Incluso con un aún irregular, Golden State se mantiene acomodado en los puestos de élite del Oeste tras sacar un trabajado triunfo de Toronto por 121-127.

Duelo de contrastes

Los Raptors aprovecharon la visita de la franquicia más lujosa de la liga para celebrar la “Noche de Drake”, en honor a su aficionado más célebre y nombrado como “embajador de la franquicia”. Por lo demás, pocas cosas cambiaron. recuperó su inspiración ofensiva perdida en el partido anterior ante Cleveland, terminando con 34 puntos, bien acompañado por (24 puntos) y por un Jonas Valanicunas (12 puntos sin fallo) que se convirtió muy pronto en la pesadilla de hasta que las rotaciones de los Warriors obligaron a los Raptors a jugar sin pívot puro.

Y jugando con quintetos que presentaban como “pívots” a o Kevin Durant, los Warriors fueron imparables. Un equipo capaz de mantenerse constantemente por encima del 50% de acierto o de las 30 asistencias por partido, prodigándose en el triple, es casi imparable. El ataque ordenado y casi de la vieja escuela de los Raptors aguantó donde pudo, pero la pólvora de y Kevin Durant estuvo siempre a punto.

Anotadores de leyenda

Curry, solventado unos dubitativos primeros partidos, vuelve a ser un atacante letal, terminando con 35 puntos y 7 asistencias, mientras que Durant aportó 30 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias. La presencia de dos anotadores de este nivel es demasiado para la inmensa mayoría de equipos, especialmente obligados a competir a campo abierto como les gusta a los Warriors. Toronto acabó quedándose sin piernas y perdiendo la posibilidad de acercarse un poco más a los Cavaliers.

Pese a una defensa actualmente entre las 10 peores de la NBA (105,8 puntos encajados por 100 posesiones) y un banquillo disminuido respecto a la pasada campaña, el ataque de Golden State ha encontrado ya su velocidad de crucero, confiando en que la salud y la química de sus estrellas se mantengan estables. Pese a todas las dudas iniciales, solo los Clippers se mantienen por delante en toda la NBA del 9-2 de los Warriors tras 11 partidos.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Un matazo de Russell Westbrook silencia a los Rockets

Marc Gasol decide un partido con sabor a clásico ante Clippers

Siguiente